Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a la ministra de Fomento

Ana Pastor: "Me ofende que quien lo tiene todo vete el AVE gallego, pero no hay marcha atrás"

"La alta velocidad a la comunidad no tiene ya marcha atrás y podría culminarse a finales de 2017"

Ana Pastor, ministra de Fomento. Marta G. Brea

En el día del estreno de la nueva estación viguesa de Urzáiz, un hervidero de gente porque buena parte de los viajes rápidos por el Eje Atlántico están agotados, a Ana Pastor le iba a costar pasar desapercibida en su intento de probar el trayecto a A Coruña de incógnito. "Mira, la ministra de Fomento", comenta una madre a su hija a la entrada de las instalaciones, mientras la también diputada gallega combate como puede el intenso frío de esta jornada histórica para las comunicaciones de la comunidad, acentuado por "el gripón" que se llevó hace días de aquí mientras tomaba una caña con la candidata del PP a las municipales. "El AVE a Galicia ya no tiene marcha atrás y si es posible estará acabado a finales de 2017", defiende la ministra. Dice que es una de las cosas de las que está "más orgullosa" en esta etapa que se acaba. Por eso en sus respuestas hay mucho ya de balance y de ambiente electoral también.

-Esta vez ya se le puede hablar del Eje Atlántico como un hecho.

Ana Pastor, durante la entrevista. Marta G. Brea

-Estoy muy satisfecha. Después de un esfuerzo muy importante en estos tres años y medio y una inversión de 830 millones de euros hay un proyecto fundamental para Vigo, para la vertebración de toda Galicia, del que cuando llegué quedaban muchas obras, algunas ni licitadas. Es uno de los signos de modernidad que le faltaban a Vigo, que fue siempre una ciudad pujante, moderna, a la vanguardia de Galicia y el resto de España.

-Y esa modernidad, ¿cómo se traslada a efectos prácticos? ¿Qué va a suponer para la ciudad y para la fachada atlántica?

-Uno de los elementos clave de la política con mayúsculas es resolver los problemas de la gente y mejorar su calidad de vida. La movilidad de los vigueses, de los ciudadanos del siglo XXI, se parece muy poco a la de hace 50 años. Nos movemos mucho más. Seguro que en cualquier familia nosotros hemos viajado en un año más que nuestros abuelos en toda una vida. Ahora lo que la gente necesita es un transporte público, no contaminante y con tiempos de viaje adaptados al modelo de vida que llevamos.

-¿A eso responde el incremento un 40% de las plazas? ¿El ministerio maneja alguna previsión de que el tren se consolidará como primera opción en la comunicación del sur y el norte de Galicia?

-Por nuestra experiencia, con las mejoras de tiempos -y no tan importantes como ésta de Vigo-A Coruña, de un 50% en la mayoría de tramos- los tráficos crecen de manera importantísima. A dos dígitos todos los años. En el momento en el que el tiempo se equipara o mejora al coche, las personas, especialmente las que viajan solas o son dos, se pasan al ferrocarril.

-¿Cuando llegará a los 70 minutos anunciados para el viaje completo?

-Los tiempos nunca aumentan, se van reduciendo desde la puesta en marcha hasta la fase que los técnicos llaman de plena operación. Y son los técnicos los que lo van determinando.

-¿Pero se llegará a 70 minutos?

-Lo que me dicen los técnicos es que sí.

-¿Es un problema de seguridad?

-Los técnicos deben ajustar el tren a la vía y la vía al tren y establecer las condiciones que tienen en cada momento en su checklist.

-¿Y le han dicho los técnicos que es reducción pueda llegar en 2017, con la instalación del sistema de control ERTMS?

-Los ahorros de tiempo son una decisión técnica. En cada línea, como pasó en la de Alicante, los tiempo se reducen a medida que se cumplen fases.

-¿Es 100% seguro, pese a no contar aún con el ERTMS?

-La característica fundamental del sistema ferroviario y por la que se ha de velar en todo momento es la garantía de seguridad. Para esto hay un equipo humano que permanentemente cuida de que se cumplan todos los requerimientos de la normativa, acordes con los sistemas ferroviarios de la UE y las leyes comunitarias.

-¿Hasta cuándo seguirá la doble estación en Guixar y Urzáiz?

-Al llegar al ministerio, la estación de toda la vida estaba tirada y el tráfico trasladado a Guixar. Para un buen servicio a los ciudadanos necesariamente hay que mantener las dos. Una será el destino de los trenes de Madrid hasta que culminemos la conectividad con la Meseta y para alguno de los trenes de trayectos más cortos.

-¿Es imposible aunarlos todos en Urzáiz?

-Desde el punto de vista operativo, hay que tener las dos.

-En noviembre comentaba que este año se abriría otra ronda en busca de inversores para lo que queda de la estación de Mayne, la parte comercial. ¿Cómo está la situación?

-El director de Patrimonio del administrador ferroviario mantiene reuniones periódicas con inversores. En el momento en el que haya disposición, desde luego se iniciará el proyecto. La voluntad de la ministra y de todo su equipo es que vaya adelante.

-¿La recuperación entonces ayudará a incentivar el interés?

-Está ayudando de facto. Las empresas tienen acceso al crédito en condiciones mucho más ventajosas. Habrá ofertas, sin ninguna duda, aunque hasta ahora no las hubo cada vez que lo abrimos.

-El BOE sacó ayer a exposición pública el informe Taboadela-Seixalbo, del último tramo para la entrada de la alta velocidad en Galicia, a través de Ourense.

-Es el que faltaba. El resto están en obras ya.

-Un trámite previsto para marzo, con lo que parece que no hay ningún inconveniente para no mantener la fecha de 2018 para la conexión con la Meseta.

-Mi contestación es bien clara: si se sigue invirtiendo como hasta ahora podría incluso adelantarse a finales de 2017.

-Si no hay más sustos en Lubián. ¿Qué está pasando con los contratistas?

-Hay unos cuantos tramos en los que las constructoras están pidiendo modificados. La obligación de la administración ante esto es ver si están justificados para que no haya sobrecostes. Con independencia de esa solicitud, todo está en tiempo y plazo. Hoy el AVE a Galicia no tiene ya marcha atrás.

-¿Piensa que las empresas juegan a una especie de chantaje económico?

-Lo que quiero es que las empresas cumplan los compromisos que tienen con la administración porque la administración cumple los suyos. Cuando se adjudica una obra hay un contenido económico, plazos y una buena ejecución. En este país hay grandes empresas de ingeniería. Y yo les pido rigor, austeridad y plazos.

-¿Cuánto podría retrasarse la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para la variante de Cerdedo?

-Los plazos que establece la ley. En el mismo momento que el Ministerio de Medio Ambiente emita la DIA, lo licitaremos.

-¿No tiene ni idea de cuándo?

-No depende de mí.

-La obra es muy compleja. Podría influir.

-No más que algunas muy complejas que estamos abordando en estos momentos.

-¿Por qué se intensifica el debate sobre la viabilidad del AVE cuando le toca a Galicia? ¿Rivalidad territorial? ¿Política?

-Galicia ha estado muy discriminada claramente en inversiones de infraestructuras y necesita, como todas las comunidades del Cantábrico, conectividad para tener la misma competitividad de la economía y movilidad de las personas. En estos cuatro años, mi departamento ha tenido un presupuesto para Galicia de más de 6.000 millones, de los que 4.292 son inversión y 3.520 concretamente para ferrocarril. No solo no comparto, sino que me produce mucho malestar cuando escucho a quien habla de que no hay que construir más AVE, que ya no se necesita. Normalmente lo dice quien lo tiene. Quien tiene todo quiere que a los demás no se les dé nada. Eso es injusto. Como ciudadana me siento ofendida. No es razonable. El dinero es de todos los españoles y se trata de mejorar la calidad de vida de todos, no de unos pocos.

-¿El AVE a Galicia va a ser rentable?

-Los informes técnicos dicen que sí.

-¿El Gobierno portugués llevará finalmente a cabo las obras para que el Vigo-Oporto en tren se sitúe en 90 minutos el año que viene?

-La relación con el Gobierno portugués es excelente y gracias a eso hemos logrado avances importantes como el incremento un 87% de los viajeros. Apostamos, y así se lo hemos dicho, por una conexión con características similares a la que va a unir Vigo y A Coruña. Me consta que están trabajando en eso, con la UE. Nuestras tareas están hechas. Una vez nos lo digan, se tardaría dos meses en electrificar Guillarei.

-¿En qué situación quedarán los aeropuertos gallegos cuando entre en funcionamiento el AVE?

-Todos los modos de transporte son compatibles, siempre que estén dimensionados a la demanda. He trabajado, y creo que mucho, para su coordinación. Es verdad que hay quien no quiere hacerlo. Pese a eso, la ministra sigue apostando por coordinarse, por más rutas. Las reservas para verano en Peinador crecen un 6,8%. En la parte que me toca he congelado las tarifas y mejorado la infraestructura. Desde luego que son viables. Hay, insisto, que apostar por la coordinación y su conectividad con las ciudades.

-¿Habla de líneas urbanas?

-Sí. Y también es muy importante la reducción de gastos superfluos. La primera cosa que dije fue: "Apagen la luz del aparcamiento. Por lo menos algo ahorraremos".

-¿Quién no quiere coordinarse?

-No me gusta hablar de personas, pero sí de hechos y los ciudadanos conocen sobradamente qué es trabajar con lealtad institucional y cuando no la hay también se nota.

-Peinador recupera viajeros. Usted comenta las reservas de verano. ¿Qué le parece la gestión del concello de Vigo en el aeropuerto?

-Lo que le pediría al ayuntamiento de Vigo es lealtad institucional y colaboración para poner sobre la mesa iniciativas que mejoren la movilidad. Quedarse fuera del transporte metropolitano es un error. A mí me gustan los proyectos y los políticos que suman. Me produce cierto escepticismo aquellas personas que siempre sobre la mesa ponen solo quejas y más quejas. Se lo digo a los responsables del concello de Vigo. Nunca se ha visto otro periodo de mayor inversión y esfuerzo en la ciudad desde el resto de instituciones.

-Pues el alcalde suele hablar bien de usted.

-Estoy muy agradecida cuando se habla bien de mí y cuando recibo críticas suelo encajarlas.

-La renovación de los 80 cables de Rande, ¿cambia la previsión de las obras?

-Nadie me lo ha transmitido. Entiendo que los plazos se cumplirán.

-¿Los 23 meses?

-Siguen vigentes los 23 meses.

-¿Tiene sentido que la Xunta insista en pedir la transferencia de la AP-9?

-Los informes del ministerio señalan que es una vía integrada no solo en las redes nacionales, que conecta importantes núcleos de población, puertos, aeropuertos, con Portugal, que forma parte de las redes de transporte europeas. Estaré siempre abierta a estudiarlo, pero desde luego los informes no lo ven posible técnica y jurídicamente porque no hay otra alternativa de vía rápida que pueda comunicar España y Portugal.

-¿La Xunta cuidaría mejor la concesión?

-Desde Fomento, el delegado del Gobierno en carreteras realiza un trabajo con toda la eficacia posible y velamos por el cumplimiento del contrato. Eso no depende de los políticos, depende del equipo técnico que hace el seguimiento. Siempre hay cosas que mejorar. A Audasa se ha puesto sobre la mesa un listado de actuaciones que debe ejecutar de forma inmediata, necesarias para evitar atascos en verano. Además, acabamos de aprobar el anteproyecto de ley de carreteras aumentando de forma importante las sanciones por incumplimientos.

-¿Se puede actuar directamente sobre la falta de personal en los peajes?

-Lo que tiene que hacer la autopista es poner los medios materiales y humanos adecuados al tránsito en la vía. Es el compromiso que tiene en el contrato y lo que debe cumplir.

-Por esa razón se le abrió un expediente el pasado verano, el enésimo caso de atascos. ¿Acabará en sanción?

-Hay un instructor que es el que lleva el expediente. Lo que sí hay, y me consta, es un plan de trabajo que tienen que llevar a cabo.

"En el Gobierno no hay un G8, somos un G13"

  • El ministro de Justicia tiraba de ironía hace unos días cuando se le preguntó por sus simpatías en el Gobierno. "Un día me despierto y soy G8 y otro soy sorayo", aseguraba Rafael Catalá ante los comentarios en los círculos políticos sobre la existencia de un grupo de 8 ministros más cercanos al presidente Rajoy frente a la fuerza de la vicepresidenta del Ejecutivo y que supuestamente reflejan la división interna en Moncloa.-¿Hay esa división?.-Hay un equipo. Somos el G13. La sintonía es excelente en lo profesional y lo personal. De todos y cada uno. Tal vez en un momento de dificultades nunca he visto un equipo tan unido.-¿No existe G8, entonces?-Hay G13. Es el equipo al que yo pertenezco.La ministra de Fomento evita poner nota a la labor del Gobierno. Ni a la suya propia. "La tienen que poner los ciudadanos", defiende. Este año tienen varias oportunidades con las extenuantes citas electorales que quedan por delante. Las autonómicas andaluzas dieron el pistoletazo de salida y dejan un panorama que muchos expertos vaticinan para el resto de comicios, sin mayoría absoluta y con el un ganador, en este caso el PSOE, atado a pactos para incluso investir a Susana Díaz. "Es positivo que muchas opciones puedan concurrir a las elecciones, pero es muy importante también la estabilidad que dan las mayorías", sostiene Ana Pastor. "Hay dos cosas fundamentales que se nos deben pedir a las organizaciones políticas -continúa-. Explicarles a los ciudadanos cuáles son los compromisos que vamos a asumir y cuáles son las prioridades de cada uno de nosotros para el futuro de un país".La ministra asegura que es más de debatir "contenidos". "Porque en los programas veo muchas promesas y ocurrencias", critica.-Eso lo hacen todos.-Pues creo que son mucho más importantes los hechos y el modelo para transformar la sociedad. La experiencia es un plus si has demostrado con hechos que cumples tus compromisos. Hay que valorarlo. El bagaje, los proyectos que hemos hecho. No ideas sueltas, sino el proyecto de futuro para que encajen las piezas.Con Pablo Iglesias, líder de Podemos, la ministra no ha coincidido. Sí con Albert Rivera, en el que echa en falta "conocimiento de la gestión". "No puedo estar de acuerdo en que no quieran el AVE a Galicia", recuerda. Pero la puerta al diálogo queda abierta con Ciudadanos. "El PP aspira a mantener la mayoría suficiente para gobernar, pero yo, siempre, incluso con mayoría, he ejercido el diálogo, el consenso y el acuerdo", apunta.Pastor mantiene que el PP cuenta en Galicia con "los mejores candidatos" para las municipales. "Elena Muñoz es una persona preparada, humilde en los planteamientos, que no conoce muy bien las necesidades de Vigo, dialogante", subraya, como antídoto a lo que, según la ministra, ha sido "una legislatura de protestar por todo" desde "los responsables del concello de Vigo".

"La corrupción hace mucho daño en la vida pública y cuando se cometen errores hay que pedir perdón"

  • -¿Qué sintió al ver la imagen de Rodrido Rato detenido?-Que las instituciones funcionan con normalidad, que todos somos iguales ante la ley. Y ésa debe ser la reflexión.-Parece que no se agota la capacidad de sorpresa ante la corrupción política y empresarial.-Como persona que lleva años en la vida pública, he dicho siempre, y lo sigo manteniendo, que quienes representamos a los ciudadanos tenemos que ser personas honorables, con toda la tranaparencia debida en nuestras actuaciones para que nos conozcan a fondo y un plus de comportamiento ejemplar. Y si no es así no se puede estar en la vida pública. La línea roja se la tiene que poner uno mismo. Cuando cometas errores, ya no digo ilegalidades, no eres compatible con la vida pública.-Es una de las pocas ministras de esos años sin imputaciones, condenas, ni tan siquiera salpicada por polémicas turbias. ¿Un consejo para el resto?-No soy quien para darlos. Mi comportamiento tiene que ver con lo que me enseñaron en casa y algún principio fundamental: que sea el adecuado y el correcto cuando te ven y cuando no te ven.-¿La corrupción está generalizada en España?-La corrupción es una de las mayores lacras que tenemos que combatir y para eso el Gobierno está impulsando iniciativas legislativas, muchas ya aprobadas, con mayores penas y, sobre todo, que es un gran avance, la devolución del dinero por parte de quien roba. Lo mejor es que las instituciones funcionen bien, que la justicia sea ágil y que cada uno, desde los poderes del Estado, asumamos nuestra responsabilidad. La corrupción es una lacra en muchísimos ámbitos. En la vida pública hace muchísimo daño y cuando se cometen errores hay que pedir a los ciudadanos. Siempre.

Compartir el artículo

stats