Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hogar de San Roque, de Lugo, desmonta la versión de Iravedra al juez

Las monjas niegan haber pedido al PP que llevase a ancianos a votar

La madre superiora del asilo sostiene que ni conoce ni tiene relación con el extesorero del PPdeG

Iravedra, tras declarar el jueves ante la juez, en Lugo. // El Progreso

Iravedra, tras declarar el jueves ante la juez, en Lugo. // El Progreso

Las monjas del Hogar de San Roque, en Lugo, desmintieron ayer al expresidente del PP de Lugo José Luis Iravedra, quien en su declaración ante la juez el pasado jueves justificó que había llevado a votar a una anciana en las elecciones autonómicas de 2012 porque se lo pidió una religiosa. "Nosotros no llamamos a nadie. No nos metemos en a quien votan los ancianos. Me da igual que sea al PP o al BNG", aclaró la madre superiora, sor Amparo Campos.

De hecho, según añade, no conoce ni a Iravedra ni a la que fuera concejal del Ayuntamiento de Lugo, Teresa Taboada, que también está imputada por un supuesto delito electoral por "carrexo de votos".

Fue el diputado de AGE, Ramón Vázquez, quien presentó una denuncia ante la junta electoral después de que varios miembros del PP fueran vistos el día de las elecciones autonómicas trasladando a ancianos desde la residencia de San Roque al colegio electoral a 200 metros del asilo. Entre estos cargos populares, estaba Iravedra, que además de expresidente del partido en Lugo también fue tesorero del PPdeG, la exconcejal lucense Teresa Taboada y dos militantes más.

Iravedra, que ahora ocupa un cargo en el consejo de administración de la CRTVG, compareció el jueves ante la titular del juzgado de Instrucción número 2 de Lugo y reconoció que trasladó a una persona al colegio electoral. "Desde el asilo se hizo una llamada telefónica a la sede del PP (de Lugo) para que ayudase a desplazar al colegio a una persona en silla de ruedas con dificultades de movilidad", declaró ante la juez.

"Aquí no se llamó a nadie", replicó tajante la madre superiora del asilo. "No sé si lo hizo alguno de los residentes o algún familiar, pero no fue el personal del asilo", explica sor Amparo Campos.

Y, según añade la religiosa, tampoco tiene conocimiento de que cargos del PP hayan ido a buscar ancianos al asilo para llevarlos a votar. "Aquí vienen familiares y amigos de los residentes de visita y no preguntamos a nadie. Pueden llevarse a los ancianos y sacarlos a pasear, por ejemplo, nosotros ahí no nos metemos", señala.

La madre superiora del asilo de Lugo deja claro que las religiosas no interfieren en la voluntad de las personas mayores a la hora de votar. "No decimos a nadie que vote a uno u otro partido", recalcó sor Campos.

El supuesto "carrexo de votos" centró esta semana el rifirrafe parlamentario entre el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo y la viceportavoz de AGE, Yolanda Díaz, que mostró en el hemiciclo una foto de unas monjas llevando ancianos en sillas de ruedas al colegio electoral. La diputada de IU le recordó al jefe del Ejecutivo gallego que, según informes forenses,algunos de los ancianos que fueron llevados a votar ese día sufrían demencia,a lo que el jefe del Ejecutivo gallego le replicó que él "no tiene competencia" sobre las religiosas.

Sor Amparo Campos explica que las monjas no "carrexan" a ancianos al colegio electoral. "Ellos son libres de ir, siempre que sepan lo que votan y estén en plenas facultades. Solo en ocasiones cuando hay una monja que también va al colegio electoral pueden decidir ir juntos" , puntualiza.

Según explica la madre superiora, así se lo explicó a la juez hace un año cuando fue llamada a declarar por el caso del presunto "carrexo de votos" y ahora pide "un poco de paz". "Estamos hartos de que nos incordien", lamenta la religiosa al ser preguntada sobre qué opina de las declaraciones de Iravedra ante la juez justificando que fue llamado desde el asilo para transportar a la anciana.

"Yo no tengo relación con ese señor. Y ya tenemos bastante con atenderlos, para meternos en a quién votan o a quien no", explica la madre superiora.

EU cree que fue Barreiro quien ordenó acarrear votantes y pide su imputación

  • Esquerda Unida (EU) reclama a la juez que instruye el caso por supuesto delito electoral del PP en Lugo que cite a declarar en calidad de imputado al presidente de este partido en la provincia, José Manuel Barreiro, también portavoz de los populares en el Senado. Esta petición, como explicó ayer la coordinadora de EU, Yolanda Díaz, se basa en que el también dirigente popular José Luis Iravedra reconoció en su declaración en sede judicial que había trasladado ancianos de un asilo al colegio electoral por mandato del PP. En concreto, el diputado de AGE Ramón Vázquez, quien presenció lo ocurrido el 21 de octubre de 2012 en el colegio electoral situado frente al asilo de San Roque de Lugo, detalló que Iravedra testificó que ayudó a transportar a los ancianos después de que las monjas que regentan ese asilo llamasen a la sede del PP para pedir ayuda. Además, Benigno Gómez, otro de los integrantes del PP que acudió el jueves a prestar declaración como imputado, "no sólo confesó esas instrucciones", según Vázquez, sino que admitió que "ya estaba avisado el día antes" de que tenía que ir a "carrexar esos ancianos". Por tanto, como recalcó Díaz, existía "una motivación previa" en ese carreteo, no fue "algo improvisado". "Hay una trama electoral organizada para captar votos al margen de los principios éticos y humanos", censuró.

Compartir el artículo

stats