Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Parajes

Al naciente y al poniente

Así se llaman dos de las rutas habilitadas en el concello lucense de Castroverde para conocer sus ingenios hidráulicos. Entre todos sobresale el molino de noria de Lamela, uno de los pocos de este tipo existentes en Galicia

Las rutas para descubrir los tesoros hidráulicos de Castroverde

Castroverde es territorio amplio en historia y naturaleza, que se extiende a lo largo de más de treinta parroquias, todas con motivos de interés. A poco más de veinte kilómetros de Lugo, en lo alto de la colina los condes de Lemos mandaron erigir en el siglo XIV la fortaleza en torno a la que se fue configurando la villa medieval. De aquellos tiempos resiste la altiva torre del homenaje, vigía permanente de un concello de pasado señorial y jacobeo en el que asoman ríos y arroyos entre prados y bosques.

Molino de noria de Lamela

Además de un legado monumental en forma de pazos e iglesias, el término guarda numerosas muestras de cultura popular plasmadas especialmente en la abundancia de molinos hidráulicos. Entre estos ingenios sobresalen los de las rutas conocidas como de Poniente y de Naciente, que surgen entre espléndida vegetación y paisaje. Aunque el paso del tiempo hizo que fuesen cayendo en desuso y progresivamente abandonados, la situación cambió a partir de su restauración, que les ha devuelto el aspecto de siempre.

Al naciente y AL poniente

Hoy lucen tal como eran hace siglos, enseñando a quien los visita un modo de vida. Uno de los más conocidos es sin duda el muiño de Lamela, situado en la aldea de Rodinso, perteneciente a la parroquia de Bolaño. Es uno de los escasos ejemplos de molino de noria existentes en Galicia, inconfundible con su gran rueda exterior. Construido a principios del siglo XX en granito y losa, aprovecha el agua del arroyo en el que se encuentra a través de un sistema de correas y poleas.

Al naciente y AL poniente

Las rutas de los Muiños de Nacente e de Poñente permiten disfrutar de la naturaleza y de los pueblos de la zona, además de conocer estos ingenios de antaño. La primera, la de Naciente, se inicia en Rodinso y acaba en la aldea de Furís de Abaixo. Al otro lado está la de Poniente, de 22,5 kilómetros más una derivación opcional de 1,5 km. En el trayecto es posible visitar la monumental iglesia de Vilabade, impresionante construcción a la que llaman “catedral” del Camino por sus dimensiones y porte, tanto por dentro como por fuera.

Dicen que fue el propio San Francisco de Asís el fundador del antiguo monasterio de Vilabade, del que quedaría la magnífica iglesia. En Castroverde hay otros templos de visita obligada, como el de Soutomerille, construcción prerrománica situada en un hermoso parque con arbolado autóctono. Entre los ejemplares se encuentra el castaño da Corredoira, monumento natural al que atribuyen más de tres siglos.

Powered by Wikiloc

Compartir el artículo

stats