Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sentir

Soy una simple gatita, cruce de hambre y miedo que, a las pocas semanas de edad, ya acabé abandonada en la calle. Ahora me recupero, poco a poco, pero lucho por formar parte, algún día, de una familia que me ayude a olvidar. Me llamo "Sola"

Compartir el artículo

stats