ANUAL +2 Entradas GRATIS Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

unai sordo | Secretario general de CC OO

“No permitiremos equiparar el pacto de rentas a un pacto de devaluación salarial”

“Hay que ir a un tipo efectivo mínimo del 15% en el Impuesto sobre Sociedades”

Unai Sordo, en su visita a Vigo lapasada semana. // JOSÉ LORES

Es difícil no estremecerse con los recuerdos de Unai Sordo de un país apagándose en los días previos al 14 de marzo de 2020. En su último libro, “Los sindicatos y el nuevo contrato social: cómo España salió del ERTE”, el secretario general de CC OO contrapone la estampa de un Madrid que parecía asolado “por una bomba de protones” con las frenéticas negociaciones con la CEOE para llevar juntos al Gobierno una propuesta de salvaguarda de los empleos antes incluso de la declaración del estado de alarma. “Una de las razones para escribirlo es, precisamente, poner en valor las políticas públicas concertadas que salvaron al país en la situación más dura e inédita que habíamos tenido nunca”, cuenta. El Diálogo Social languidece ahora, “bloqueado”, asegura Sordo, frente a otra dura encrucijada económica. “Aquellos fueron acuerdos de emergencia con ingentes cantidades de dinero público, socializando incluso las cotizaciones sociales –destaca–. En el momento que se plantea un modelo para hacer corresponsable del coste de los precios a todos los agentes, también a los beneficios empresariales, CEOE se borra del mapa. Da que pensar”.

–¿El Acuerdo Nacional de Convenios está bloqueado o roto realmente?

–Bloqueado. Retomar las negociaciones con una nueva propuesta por parte de las organizaciones patronales requiere un proceso intenso de movilizaciones a través de los convenios colectivos, pero también de una movilización más general. No se trata de juntarnos para una tertulia y veo muy enroscada a la CEOE.

–¿Y qué interés podría tener la CEOE en bloquear, si hasta públicamente da mala imagen?

–Son muy conscientes de que no es una buena imagen. La mayoría de trabajadores de este país son asalariados, 17 millones, y muchas más personas dependen de sus sueldos. Pero esto no va de imágenes, va de cómo se reparten los costes de la inflación. Las patronales están ahora mismo intentando salvaguardar los excedentes empresariales imputando los incrementos de costes de la guerra a los precios al consumo y, por otro lado, bloqueando parte de la negociación colectiva y una posición muy cicatera sobre la subida de los salarios.

–¿La convocatoria electoral para la presidencia el 23 de noviembre condiciona la postura de la CEOE?

–Imagino que algún punto de influencia tiene. Lo que ocurre de fondo es que CEOE y Cepyme están muy acostumbradas a un modelo de salida de crisis con devaluación salarial, destrucción de empleo y mantenimiento de márgenes y no están por la labor de corresponder.

Unai Sordo, la pasada semana en Vigo. José Lores

–¿Qué propuesta concreta tiene CC OO de revisión salarial?

–Incrementos algo mayores de los que teníamos en la última negociación a inicio de 2022. Para este año, 2023 y 2024 se situaban en el 3,5%, 2,5% y 2%, pero habría que subirlo hasta el 4-4,5%, 3% y 2,5%. Tan importante como eso es que opere una cláusula de garantía salarial que al final de cada año o del ciclo permita una recuperación del poder adquisitivo que se lleva perdiendo desde hace ya 12 meses. Es un esquema perfectamente viable y no genera una espiral inflacionista.

–¿Ha visto el análisis que acaba de publicar el Banco de España sobre los resultados empresariales en la primera mitad del año?

–No.

–Facturación creciendo “a una tasa muy alta”, 41%, por la recuperación de la actividad y el aumento de los precios de venta, los excedentes empresariales “se expandieron a un ritmo muy elevado” del 120% pese a los costes e, incluso, por encima ya de los niveles prepandemia, aunque con “una elevada heterogeneidad por sectores”.

–Es lo que venimos diciendo. Somos conscientes del incremento de costes importante en las empresas, pero en buena manera lo están repercutiendo a los precios. Los datos estadísticos confirman que desde 2016 están en un nivel de endeudamiento inferior a la media europea y superior en el caso de la rentabilidad por unidad producida. En sectores como el energético, el manufacturero y el financiero los excedentes son muy grandes.

"El bloqueo a la negociación de convenios requiere una movilización más general"

Unai Sordo - Secretario general de CC OO

decoration

–Pues la energía es uno de los sectores donde caen los márgenes.

–Es que hay que ver de dónde vienen sus márgenes porque el sistema de fijación de precios en el mercado energético ha sido un disparate, con lo que sus excedentes son históricamente muy altos. Está más justificada una limitación de esos excedentes a través de impuestos temporales, pero tienen que venir, sobre todo, mediante una configuración de precios distinta.

–Pero es evidente que hay sectores o empresas más pequeñas que sufren un encarecimiento brutal de los costes

–Hay herramientas de sobra para adecuar los incrementos salariales a las realidades de las empresas. Me hablaban el otro día de una lavandería.

–Le iba a poner el ejemplo de una peluquería.

–Son empresas con márgenes estrangulados y ocasionalmente pueden llegar a trabajar a pérdidas. Los descuelgues salariales de toda o la modificación sustancial de las condiciones de trabajo están vigentes en la legistlación y esto puede hacerse de forma negociada y equilibrada al problema para que no desaparezcan ni las empresas, ni los empleos. Pero eso no puede marcar la pauta del incremento salarial para todo un país. Es una de las trampas de algunas empresas y, en general, de la literatura neoliberal: situar siempre el ejemplo del que está peor para elevarlo a la categoría de país.

El secretario general de CC OO, Unai Sordo. José Lores

–La inflación alcanzó el 10,5% en agosto y la subida subida pactada en convenios es del 2,6%. ¿El pacto de rentas está funcionando en la práctica en los salarios solo?

–No vamos a permitir que se equipare el pacto de rentas a un pacto de devaluación salarial. Para que haya un pacto de rentas, tiene que haber un pacto salarial, pero también hay que ver cómo se incide sobre los beneficios empresariales porque no puede ser que solo se moderen los sueldos. Por eso no aceptamos la trágala de: “bloquee usted los salarios y ya veremos si las empresas acumulan beneficios, reparten dividendos o no”. Les damos fórmulas concretas y es lo que le instamos al Gobierno.

"Hay herramientas de sobra para no dañar a los negocios estrangulados"

Unai Sordo - Secretario general de CC OO

decoration

–Le pidió valentía. ¿Cómo?

–Habría que extender la idea de que las empresas paguen más por sus beneficios.

–¿Impuesto de Sociedades?

–Es que los grupos integrados pagan en España un porcentaje en torno al 5-6%. Pymes y micropyme pagan más. Hay muchas fórmulas de elusión fiscal, como las bonificaciones, las amortizaciones aceleradas... Hay muchas fórmulas y creo que convendría fijar un tipo efectivo mínimo del 15% sobre los beneficios.

Compartir el artículo

stats