Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Liquidación del 2020

La financiación autonómica de Cataluña se eleva el 2% por encima de la media

El modelo reporta a la comunidad catalana más de ingresos por habitante que la media estatal | Las autonomías infrafinanciadas de Andalucía, Murcia y Castilla-La Mancha siguen perdiendo posiciones en el reparto

La ministra de Hacienda preside la reunión con representantes autonómicos en el Consejo de Política Fiscal y Financiera del 27 de julio, en Madrid (España).

Los ingresos que recibe la comunidad de Cataluña del sistema de financiación autonómica se mantienen ligeramente por encima de la media. Mientras, territorios como Andalucía, Murcia o Castilla-La Mancha no solo siguen por debajo de la financiación media por habitante, sino que, además, siguen perdiendo posiciones, a la espera de una reforma del modelo que el actual Gobierno de coalición ya ha renunciado a acometer en esta legislatura.

El Ministerio de Hacienda publicó a finales de julio los datos de la liquidación definitiva de la financiación autonómica correspondiente a 2020. El análisis de estos datos difundido este martes por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), pone de relieve la mejora relativa en 2020 de comunidades como Cataluña en el reparto de la tarta de la financiación autonómica y el empeoramiento de algunos territorios que ya partían de un nivel de infrafinanciación.

Por encima o por debajo de la media

Según la liquidación definitiva de 2020, los ingresos por habitante asignados a Cataluña (2.604 euros) se situaron ligeramente por encima de la media (2.555 euros). En particular, la financiación por habitante ajustado (un concepto que tiene en cuenta factores como la dispersión geográfica o el grado de envejecimiento) correspondiente a 2020 se situó en 101,9 puntos en Catalña, respecto de una media de 100 (casi el 2% por encima de la media). Según el análisis de Fedea, Cataluña no solo se mantuvo en 2020 por encima de la media, sino que además logró una ligera mejora relativa de seis décimas respecto a 2019, cuando los recursos del sistema por habitante ajustado representaron 101,3 puntos sobre un punto de partida de 100.

En total, según los datos analizados por Ángel de la Fuente, de Fedea, siete comunidades autónomas mejoraron en 2020 su participación en el sistema de financiación. Así sucedió para los territorios de Cataluña, Galicia, Asturias, Comunidad Valenciana, Aragón, Extremadura, y Castilla y León. Sin embargo, otras ocho comunidades redujeron su participación en la tarta del sistema de financiación autonómica: Andalucía, Cantabria, Murcia, Castilla La Mancha, Canarias, Baleares y Madrid. Las comunidades de País Vasco y Navarra tienen su propio régimen foral de financiación y están fuera del régimen común.

Código Índice:

Se da la circunstancia, además, de que tres de las comunidades que han retrocedido -Andalucía, Murcia y Castilla La Mancha- partían ya de una situación muy desfavorable, de infrafinanciación, pues los recursos por habitante que les asigna el actual modelo de financiación autonómica se sitúan por debajo de la media. La Comunidad Valenciana también está infrafinanciada (93,1 puntos sobre una media de 100), sin embargo esta autonomía logró una ligera mejoría en 2020.

Donde más se recauda

El análisis de Fedea señala a Cataluña como la tercera comunidad autónoma que más impuestos recauda por habitante (por detrás de Madrid y de Baleares), si bien pasa a ocupar el noveno lugar cuando se trata de ingresos recibidos del sistema de financiación autonómica.

De acuerdo con los mecanismos del modelo de financiación autonómica, Madrid (7.735 millones), Cataluña (1.869 millones) y Baleares (196 millones) aportaron en 2020 un total de 7.800 millones a favor del resto de las comunidades para nivelar en todas ellas la calidad de los servicios prestados. Madrid cae a la décima posición cuando se trata de recursos del sistema de financiación por habitante mientras que Baleares ocupa el cuarto lugar.

Recursos extraordinarios

En general la tarta de la financiación que se tuvieron que repartir las autonomías con cargo a 2020 se redujo de forma notable. Según pone de manifiesto el análisis de Fedea, el volumen total de la financiación definitiva de las comunidades autónomas de régimen común experimentó en 2020 una caída de 11.200 millones (el 9%) con respecto a 2019 debido a la mala evolución de los ingresos tributarios autonómicos y estatales como resultado de la crisis del covid.

Esta caída, sin embargo, fue más que compensada por una inyección de recursos extraordinarios a cargo del Estado por un importe de 19.600 millones. Esta cantidad incluye 4.400 millones de euros que las comunidades debían devolver al Estado y que éste les perdonó así como el Fondo Covid (15.207 millones).

Si se incluyen estas transferencias extraordinarias por 19.600 millones, la financiación media por habitante ajustado correspondiente a 2020 sube a 2.996 euros, según los cálculos de Fedea (frente al dato de partida de 2.555 euros derivado del sistema de financiación autonómica). La participación de Cataluña sube en esta 'tarta ampliada' hasta 103,2 puntos (sobre una media de 100). La inyección de recursos extraordinarios, sin embargo, no logró sacar a Andalucía, Murcia, Valencia y Castilla La Mancha del saco de la infrafinanciación.

Compartir el artículo

stats