Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La viguesa Maravilla se refuerza en origen con la compra de una pesquera en Gambia

Consuma su primera compra internacional con Hansen Seafood, instalada en el puerto de Banjul | Con 3.000 toneladas de capacidad, está especializada en cefalópodos y marisco

Plantilla de trabajadores en las instalaciones de Hansen Seafood. / FDV

La estrategia de Giuseppe Mellino ha pivotado siempre, desde su desembarco en la industria pesquera gallega, sobre cuatro máximas: crecimiento orgánico, portfolio de productos con valor añadido, internacionalización en las ventas y control de la trazabilidad. Pilares que le han llevado a escapar del apalancamiento financiero, la diversificación de proveedores o la recuperación de la icónica marca Benito Alonso, asociada al pulpo cocido gallego de elevada calidad. Con estos mimbres proyectó un volumen de facturación de 60 millones de euros en 2021, pese al COVID, y se adentró en un mercado casi inexplorado para la industria gallega: Gambia. La empresa que dirige, Congelados Maravilla, ya avanzó en la última edición de Conxemar su incursión en este mercado, a través de la marca Maravilla of Gambia. Ha dado un paso más ahora: el grupo, con base en el puerto de Vigo, acaba de cerrar su primera operación inorgánica con la compra de la compañía africana Hansen Seafood. “Es la empresa de elaboración de pescados, cefalópodos y mariscos más grande del país y una de las más importantes del área”, detalla Mellino.

El objetivo es claro: disponer de capacidad industrial en origen y en especies de elevadísima demanda, que permiten además producciones versátiles y de valor añadido. Hansen Seafood está especializada en choco, pulpo y calamar en el segmento de cefalópodos, con elaborados de langostino, sable, corvinato o cangrejo azul. En suma, Congelados Maravilla asume un músculo productivo extra de más de 3.000 toneladas anuales. El refuerzo en especies como pulpo o calamar es fundamental para el sector, de ahí que primeros espadas de la industria hayan invertido en capacidad extractiva, industrial o logística para asegurarse presencia en origen o la verticalidad en los procesos. Compañías como Profand, Iberconsa, Pescapuerta o Pereira se han estrenado –o reforzado– en aguas de Marruecos, Mauritania o Senegal. Galicia importa al año más de 26.000 toneladas solo de pulpo; las compras han crecido más de un 20% en comparación con los valores prepandemia.

Stand de la compañía Congelados Maravilla en la pasada edición de Conxemar R. Grobas

Artesanal

Según explica Mellino, el pulpo que elabora la planta de de Hansen “es pescado exclusivamente por piraguas de las playas locales de Tanji”. La ubicación de la factoría es privilegiada, situada entre manglares, en la desembocadura del río Gambia. Es un canal fluvial que recorre más de 1.100 kilómetros, del norte de Guinea hasta Banjul. “No usamos ningún tipo de engorde o blanqueante ni agregamos glaceos”, añade. Las instalaciones recién incorporadas al perímetro de Congelados Maravilla disponen de capacidad de almacenamiento de 1.000 toneladas a -21 grados y tres túneles de congelación.

La planta dispone de almacenamiento para 1.000 toneladas a -21º de temperatura

Esta operación aportará también a la pesquera de Vigo una selección de pescados locales como cherne de ley, sable, lenguado tigre, lengua o corvinato, todos de productores locales y de sistemas de extracción artesanal. También apuntalará la importancia creciente de Gambia como proveedor de proteína marina para la industria gallega de transformación. En el año 2017, por ejemplo, las importaciones de pescado procedentes de este país apenas superaron las 24 toneladas, según consta en los registros de la Secretaría de Estado de Comercio. Pero en 2021 ya rebasaron las 310 toneladas, aunque por un valor conjunto de 1,7 millones de euros.

Adicionalmente, Congelados Maravilla cuenta con un acuerdo con una compañía mauritana, con el que se garantiza la recepción de 50 contenedores anuales de pulpo, choco y calamar. “Creemos que el acceso directo a zonas donde se pesca la materia prima, motor de toda nuestra industria y comercio, es lo más importante. Hemos estrechado aun más nuestras relaciones con los Mellino de Canarias, que cuentan con dos plantas en Noatchott y Noadibou (Mauritania)”, complementa el responsable de la compañía familiar.

Compartir el artículo

stats