Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barreras atrapa a más de 50 empresas que ya sufrieron la quiebra de Vulcano

Las liquidaciones de ambos astilleros suman deudas de 9,3 millones sobre este grupo de auxiliares | Hay firmas que también habían sido acreedoras de Factoría Naval de Marín

Izquierda, entrada a las instalaciones de Hijos de J. Barreras. Derecha, la antigua Factorías Vulcano Marta G. Brea / Alba Villar

Entre el año 2000 y 2019 Factorías Vulcano se declaró insolvente tres veces, periodo en el que también provocó la quiebra de su filial Juliana. Hijos de J. Barreras hizo lo propio en otras dos ocasiones –con un preconcurso mediante, antes de la salida de José García Costas de la presidencia–, a sumar a los procesos de liquidación que se llevaron por delante a MCíes y a Factoría Naval de Marín. Ya sea por el cierre definitivo o por los convenios de acreedores (con quitas de hasta el 90%), las principales perjudicadas de estas crisis han sido siempre las auxiliares del naval. Algunas de ellas, golpeadas por todas estas suspensiones de pagos. Una tras otra. La última y definitiva de Barreras ha atrapado a 160 empresas, como avanzó FARO. Y en esta nómina hay reincidentes por obligación: 55 compañías, casi todas pymes gallegas, ya se habían visto arrastradas por la quiebra que hizo claudicar para siempre a Vulcano.

En total, este medio centenar de firmas han tenido que digerir impagos por importe de cerca de 9,3 millones de euros. Y solo a raíz de los concursos de 2019 y 2022 de estos dos astilleros. Porque auxiliares como Aislamientos Térmicos de Galicia (Aister) o Tuycalde ya habían sufrido quitas del 80% cuando Barreras sorteó el cierre tras el visto bueno a su convenio de 2012. La primera, especializada en construcciones de aluminio, pantalanes de madera o habilitación, acaricia facturas impagadas en las dos quiebras de 310.000 euros; la segunda, proveedora de bloques o de trabajos de calderería, supera holgadamente los 460.000.

Empresas afectadas por las últimas quiebras y deudas:

Golpe a las pymes

Hay firmas de las que se reporta una deuda casi testimonial (el listado de acreedores de Barreras es provisional, realizado por la consultora Kroll), pero hay importes que equivalen a casi un año de facturación. Es el caso de Gama Aplicaciones Industriales, que registró ventas de 1,7 millones en el último año del que existen datos disponibles (2016); entre Vulcano y Barreras le quedaron a deber más de un millón y medio de euros. Fue a disolución con 47 empleados en nómina. O la centenaria Talleres Navales Ruiz, también de Vigo, con casi 500.000 euros en facturas sin cobrar en ambos procesos de insolvencia. Tuycalde es de su mismo grupo empresarial. En Limpiezas Almi, con menos de un millón de euros de ingresos al año y una treintena de trabajadores, el agujero ronda los 110.000. Maga Vigo (250.000 euros), JJ Naval (280.000), Hermanos Andaluz Vigo (65.000 euros), Norinver (554.000 euros), Montajes Hermanos Ramallo (113.000 euros) figuran en los primeros puestos de esta triste lista.

Para hacerse una idea de la relevancia de este golpe empresarial, con 55 sociedades afectadas –en el mejor de los casos– por partida doble, basta recordar que el ecosistema gallego de auxiliares es inferior a las 400 empresas. La mitad de ellas habían prescindido de trabajadores en la antesala del cierre de Hijos de J. Barreras, cuando el expresidente Douglas Prothero decidió llevarse de Vigo el crucero Evrima y contratar a Kroll para ejecutar una liquidación ordenada. Las deudas derivadas de su gestión entre la industria auxiliar –se comprometió a resolver los impagos de los proyectos de Havila y Armas, pero nunca lo hizo– ascienden a 12,55 millones.

claves

  • A disolución

    Una de las empresas que aparecen en ambos listados de acreedores, la viguesa Gama Aplicaciones Industriales, echó el cierre con 47 trabajadores.

  • Por repetición

    En las dos últimas décadas, Vulcano se declaró tres veces insolvente, Barreras dos y cerraron MCíes y Factoría Naval de Marín. Vulcano causó la quiebra de Factorías Juliana.

  • Provisional

    La nómina definitiva de acreedores de Barreras tendrá que elaborarla la administración concursal. Tiene dos meses para hacerlo, si no pide prórroga.

Compartir el artículo

stats