Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siete empresas de paquetería apuestan ya por la moto de VMS

Dos de los trabajadores de VMS Automotive montando una de las motos eezon, ayer. | MARTA G. BREA

La firma viguesa VMS Automotive no para de crecer. Tras cerrar la entrada en el capital de Xesgalicia y Vigo Activo justo antes de la pandemia y de lanzar la fábrica en el Parque Tecnológico y Logístico de Vigo (PTL), la producción de la motocicleta eléctrica de tres ruedas ha ido creciendo de forma paulatina y de la mano de los acuerdos de colaboración y contratos de venta. Hasta la fecha, un total de siete empresas –principalmente del sector de la paquetería– apuestan ya por el ciclomotor Eezon desarrollado por la empresa del Grupo Marsan. La última de ellas Deelivers, con la que acaba de firmar un acuerdo para la compra de las primeras unidades. La intención de la compañía que dirige Pedro Martínez es la de llegar a las 4.000 motos fabricadas en 2023.

Constituida ya como marca, Eezon colabora ya con siete empresas. Por un lado está MRW, que como ya avanzó FARO está utilizando la versión Eezon E3 Cargo para repartos en Vigo, Pontevedra o Salamanca. Por otro, está también Deelivers, que se encuentra en proceso de expansión y crecimiento rápido a escala nacional motivado, principalmente, por el auge del sector delivery y por la entrada en vigor en verano de la Ley Rider.

“Para nosotros se trata de un acuerdo estratégico que nos hace especial ilusión. Deelivers es una empresa que comparte con nosotros, además de nuestro origen gallego, las ganas de revolucionar el sector a través de la creación de un modelo operativo propio que traerá consigo una movilidad urbana más eficiente, inteligente y sostenible”, explicó Pedro Martínez a través de un comunicado. El CEO de la firma de reparto, Adrián Pena, apuntó por su parte que el acuerdo supone “una apuesta más para seguir haciendo que el sector del delivery crezca a nivel nacional apostando siempre por un reparto y movilidad sostenible y eficiente de la mano de Eezon”.

Sin embargo, otras firmas han apostado ya por la moto eléctrica viguesa. Correos, PandaBikes, Inquieto Moving Attitude, Vayven Delivery y Closer Logistics también han decidido probar el revolucionario invento impulsado por Marsan, al que además de Xesgalicia y Vigo Activo también se ha sumado, desde el pasado mes, Sedipes.

Dos trabajadores montando una de las motos. Marta G. Brea

Con todos estos mimbres, VMS Automotive espera alcanzar en 2023 las 4.000 motocicletas fabricadas en sus instalaciones de Valladares y un volumen de negocio de 41 millones de euros. Para ello cuenta con una superficie productiva de 1.800 metros cuadrados y con una plantilla de 30 trabajadores.

Compartir el artículo

stats