Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pescanova prosigue con la reducción de su perímetro y pone en venta la filial Belnova

Tripulación del “Río Solís III”, de la filial Belnova, en cubierta. M.Á.RIVERO / YOUTUBE

“Una firma española adquirió una importante partida de merluza uruguaya a un precio de 330 dólares la tonelada (unas 18 pesetas el kilo), anunció aquí el diario progubernamental La Mañana. Según el periódico, a fines del presente mes arribará al puerto metropolitano un carguero especialmente fletado para trasladar el pescado a la ciudad de Vigo. Las firmas que han concertado el acuerdo comercial son Pescanova y Pesquerías Belnova, con asiento en Montevideo”.

Con base en Uruguay, es una de las primeras compañías mixtas creadas por la empresa | Una firma de O Morrazo, interesada en adquirir el “Río Solís II”, uno de sus dos buques

Esta, del 6 de abril de 1975, es la primera referencia a la compañía Belnova en la historia de FARO, que al día siguiente abundaba: “Las ochocientas toneladas son de Vigo, y el hecho de que vuelvan a su punto de origen (empresa, barco y tripulación son españoles) tiene una doble finalidad: contribuir al desarrollo pesquero uruguayo y proporcionar algunas divisas a este país”.

Hugo Barreiro| Pinche en en la imagen para ampliar

El de Uruguay fue, en efecto, uno de los primeros caladeros que visitó el histórico arrastrero congelador Lemos; la uruguaya ha sido, de hecho, una de las primeras incursiones de Pescanova SA en terceros países de mano de las sociedades mixtas. Con más de 40 años de historia (se creó en 1974), Belnova se vende.

17

Un viaje por la flota de Pescanova Hilda Gómez

La sociedad, 100% propiedad hoy de Nueva Pescanova, cuenta con dos buques. El primero es el Río Solís II, antiguo Conbaroya Cuarto, construido por la desaparecida Factorías Vulcano en 1988.

Tiene una eslora de 65 metros, con 11 de manga y 1.268 toneladas GT. Cuenta con al menos una compañía interesada en su compra, al margen del conjunto de la filial, según pudo saber este periódico. Se trata de Moradiña, armadora de O Morrazo con unidades como el Playa de Sartaxéns o el Playa Menduiña Dos, y con actividad en NAFO o Hattom Bank. El segundo pesquero de Belnova es el veteranísimo Río Solís III, antes bautizado como Ila y con una extensa trayectoria en la extinta filial chilena del grupo.

Nueva Pescanova decidió recuperar este buque en 2016, por el que pagó cinco millones de euros. Es uno de los más veteranos de su flota, de 1969, construido por Astilleros y Construcciones (Ascon). Un tercer barco de nombre Río Solís (antiguo Amarante) es ahora de la firma local Nilto, con base en San José de Carrasco.

  • La flota pesquera viguesa de Fidel

    La flota pesquera viguesa de Fidel Los astilleros Barreras, Ascón, Vulcano y Freire participaron, en los años 60 y 70, en la construcción de 200 camaroneros, atuneros y arrastreros para el Gobierno de Cuba

Las cifras

Con unas capturas estimadas en 9.000 toneladas anuales, según fuentes del sector, Belnova no es una compañía cuantitativamente estratégica para la compañía que preside José María Benavent. En 2020 obtuvo un resultado de explotación positivo, por 195.000 euros, pero cerró con números rojos por otros 684.000. La filial tenía una valoración contable de 5,6 millones de euros, tras haber sufrido una importante corrección a la baja respecto a 2018. En todo caso, Belnova mejoró de forma notable su resultado el año pasado, teniendo en cuenta que había culminado el anterior con pérdidas superiores a los dos millones de euros. En las últimas cuentas disponibles del grupo –las relativas al periodo enero-marzo de 2021– esta subsidiaria no figura como un activo disponible para la venta, una clasificación que solo completan unos terrenos en Perú de escaso valor económico.

Acaba de invertir 8,9 millones en mejorar la alimentación del langostino vannamei

Este último país es el que ha elegido Nueva Pescanova para ejecutar una inversión de siete millones de euros, destinada a la construcción de una factoría para el procesado de potón, mahi-mahi (dorado) o surimi. El de los cefalópodos es un mercado estratégico para el grueso de la industria de transformación pesquera de capital gallego, una condición que Pescanova no ha otorgado a la tilapia (que cultivaba en Brasil) o el sushi. La paralización de su actividad en los ríos brasileños o la venta de su filial de comida japonesa han sido algunas de las decisiones enfocadas a la desinversión de aquellos segmentos tipificados como no estratégicos. En Canarias prevé invertir otros 65 millones para la cría de pulpo. Entre las principales inversiones realizadas en los últimos meses figura una de 8,9 millones de euros en Centroamérica, centrada en la construcción de bombas verticales, granjas y alimentadores automáticos para el langostino vanamei. FARO trató de recabar una valoración de Nueva Pescanova sobre la venta de la filial uruguaya, sin éxito.

Trayectoria

Belnova es parte de la historia de la multinacional de Chapela, como lo ha sido Uruguay para la pesca gallega. En los setenta otros barcos como el Santa Marina o el Santa Elisa, ambos de Pesquerías del Bacalao (Pebsa), también fueron cedidos al país sudamericano por la constitución de las empresas mixtas. Un movimiento que se había replicado en Argentina –que recibió buques míticos como el Gelmírez, el Miño o el naufragado Folías– o Camerún (Doncos y Villalba).

 

Compartir el artículo

stats