La actividad del SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) y otros organismos se altera en esta época del año. El inicio de septiembre marca el cierre de las campañas de verano, con su consiguiente impacto en las cifras de afiliados a la seguridad social.

Estos movimientos se repiten cada año y son fruto de la estacionalidad y la necesidad de aumentar la plantilla en empresas del sector servicios, que necesitan refuerzos con la llegada del turismo. Los contratos son, salvo excepciones, temporales y su fin coincide con el de la época estival.

La hostelería es uno de los sectores más resentidos por la estacionalidad Pexels

Este jueves 2 de septiembre se han perdido 118.004 empleos respecto a julio, lo que tiene como resultado el aumento de los afiliados a la seguridad social, que suman un total de 19,4 millones. Las cifras de paro, sin embargo, cuentan cuentan con 82.004 parados menos (en el caso concreto de Galicia, 25.000), lo que contribuye a un total de 3,33 millones de desempleados, por lo que se confirma un cierre de verano con una tendencia a la baja en esta vertiente, según las estadísticas compartidas por el Gobierno.

Los datos positivos no implican el aumento de demandas de prestaciones por desempleo y otros subsidios al SEPE que aprueba en estos meses gran cantidad de ayudas económicas para salvaguardar la economía de los españoles.

Pero no todos los desempleados reciben los subsidios del SEPE, que flexibilizó algunos requisitos para otorgar ayudas por la excepcionalidad de la pandemia que reactiva con la llegada de la denominada "vuelta a la normalidad".

Conviene, por lo tanto, mantenerse informado de las alteraciones de sus políticas, que comparte a través de diferentes vías para mantener al día a los interesados.

Recientemente recordó cuáles son las situaciones individuales que son incompatibles con el paro y otros subsidios.

El paro es incompatible con las actividades de investigación

Las becas y el paro no siempre son compatibles Pexels

No es posible realizar actividades de investigación o cooperación retribuidas siempre que éstas sean retribuidas económicamente y que supongan dedicación exclusiva.

El paro es incompatible con la designación de cargos públicos

El paro es incompatible con el ejercicio laboral de cargos públicos, sindicales o altos cargos de la Administración remunerados y que supongan dedicación exclusiva.

El paro es incompatible con las pensiones o ayudas de la Seguridad Social

Si se está cobrando algún tipo de pensión o prestación de la Seguridad Social, tanto de nivel contributivo como no contributivo, el paro se denegará salvo que estas hubieran sido compatibles con el trabajo que originó la prestación por desempleo o salvo que se trate de la prestación por hijo o hija a cargo.

El paro es incompatible para Personas reservistas voluntarias

El SEPE declara incompatible las ayudas y subsidios con la activación de la reserva retribuida a la que se refiere el Real Derceto 1691/2003, de 12 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de acceso y régimen de las personas reservistas voluntarias.

Te puede interesar:

El paro es incompatible con las percepciones económicas de carácter público

El paro y otros subsidios son incompatibles con cualquier otra situación que implique el derecho a percepciones económicas de carácter público como sustitutivas de las retribuciones dejadas de percibir por el cese en la actividad, manteniéndose un vínculo administrativo o laboral.