Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 95% de los barcos europeos se fabrican fuera de la UE

Vista de las instalaciones, vacías, de Hijos de J. Barreras.

Vista de las instalaciones, vacías, de Hijos de J. Barreras. Pablo Hernández

El naval europeo vive horas bajas. Así lo denuncia la patronal del sector, SEA Europe, en su último informe anual. Publicado a principios de mes, recoge los datos del difícil año 2020, en el que la producción mundial de las atarazanas cayó a su nivel más bajo en los últimos 15 años con la elaboración de un total de 30 millones de toneladas brutas compensadas (CGT, en inglés). El número supone un 12% menos que en el año prepandemia y un daño significativo para los astilleros europeos, que con el 5% del mercado global sufrió unos “niveles de contratación” que “fueron extremadamente bajos”. Una situación a la que, como critican, no ayuda una llamativa realidad: solo el 5% de los barcos de armadores europeos se fabrican en astilleros del continente; o lo que es lo mismo, el 95% de los buques cuyo dueño es europeo se construyen en el extranjero.

“A diferencia de Europa, la mayoría de los armadores asiáticos realizan sus pedidos de nuevos buques a nivel nacional, especialmente en períodos de crisis”, recoge el informe de la patronal. En China, por ejemplo, solo el 1% de los armadores encargaron sus barcos fuera (medido en CGT), mientras que en Corea del Sur la cifra aumenta al 9% y en Japón al 30%.

Sin embargo, la patronal no “culpa” a los armadores. Más bien, a las políticas industriales que no apuestan por los astilleros europeos. “Este contraste puede explicarse, entre otras cosas, por el hecho de que las políticas nacionales de China, Corea del Sur y Japón vinculan el transporte marítimo y la construcción naval y ambos sectores se consideran estratégicos para su país”, indican desde la patronal, presidida por Kjersti Kleven.

Balance

La realidad vivida por los astilleros gallegos y del resto de España el pasado año, en el que la actividad cayó a niveles de 2014 con solo Armón Vigo firmando pedidos en la comunidad, fue igual en el resto de Europa. El balance anual de la patronal refleja que el nivel de contratación fue “extremadamente bajo”, con solo 0,9 millones de CGT en nuevos pedidos, es decir, un 64% menos que respecto en 2019, lo que también se tradujo en una reducción del valor, un 72% menos, “lo que representa la tasa de descenso más fuerte a nivel mundial”.

La carga de trabajo media está en 2,5 años, el valor más bajo en 8 años

decoration

La caída de CGT en los astilleros del continente es sensiblemente más alta que la media global, que se sitúo en un 12% menos con 1.127 unidades de 18,6 millones de CGT. Las atarazanas chinas coparon el 40% de los pedidos, a las que siguió las corean y japonesa con el 31% y el 11%, respectivamente.

Los encargos en los años previos ayudaron a pasar el bache, pero la falta de nuevos proyectos afectó a la cartera de pedidos, que se redujo un 6% (74,9 millones de CGT) y una media de 2,5 años de trabajo por delante, “el nivel más bajo de los últimos ocho años”.

El buque de Irlanda coge forma en Armón Vigo. El oceanográfico encargado por el Marine Institute de Irlanda a Armón Vigo coge forma en el astillero vigués. La figura del casco del buque, que será bautizado con el nombre del histórico explorador Tom Crean, ya es totalmente visible y, según explican desde el instituto, ya han sido instalados a bordo motores, maquinillas (de la viguesa Ibercisa) o sistemas multihaz. El oceanográfico fue adjudicado a la atarazana olívica a finales de 2019, tal y como adelantó FARO, y tendrá 53 metros de eslora. La licitación fue lanzada por 22,5 millones de euros. | M.I.

El buque de Irlanda coge forma en Armón Vigo. El oceanográfico encargado por el Marine Institute de Irlanda a Armón Vigo coge forma en el astillero vigués. La figura del casco del buque, que será bautizado con el nombre del histórico explorador Tom Crean, ya es totalmente visible y, según explican desde el instituto, ya han sido instalados a bordo motores, maquinillas (de la viguesa Ibercisa) o sistemas multihaz. El oceanográfico fue adjudicado a la atarazana olívica a finales de 2019, tal y como adelantó FARO, y tendrá 53 metros de eslora. La licitación fue lanzada por 22,5 millones de euros. | M.I.

Compartir el artículo

stats