Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El desguace en Barreras de los cascos de Havila, paralizado seis semanas después

Cascos de los cruceros de Havila en el astillero de Barreras

Los grandes astilleros para el desguace de barcos están, en el continente europeo, en Turquía. Hijos de J. Barreras suma una trayectoria centenaria con trabajos de construcción, pero el despiece de dos unidades es ahora la única perspectiva de actividad que tienen sus gradas de Beiramar. O era. A mediados de abril –FARO lo avanzó el 15 de ese mes– la dirección de la factoría trasladó a trabajadores y subcontratas que procedería de inmediato al desguace de los dos cruceros del proyecto Havila, del que se ensamblaron 19 y 16 unidades, respectivamente. Una tarea que asumiría su propia plantilla, principalmente, que apenas se prolongaría durante cuatro meses. Pero todavía no han empezado, y el astillero que preside Douglas Prothero no ha vuelto a dar noticias a los suyos sobre este encargo.

A los bloques ya colocados en las gradas 1 y 2 de Barreras se suman otros treinta, repartidos por las instalaciones, amén de otros fabricados por auxiliares. En suma, son unas 3.500 toneladas de acero. Su desguace dejaría menos de un millón de euros de ingresos. Eso, en el caso de un rango alto del precio del acero para posterior fundición. Según explicaron a este periódico fuentes de la industria, el precio por tonelada va desde un mínimo, que sitúan en el entorno de los 180 euros, y hasta una máximo, inusual, de 270. La deuda contraída con las auxiliares y proveedoras de los cruceros de Havila, por importe de más de nueve millones de euros, no ha sido abonada.

Después de haber prescindido del personal eventual, Barreras procedió a dar vacaciones y canjear horas pendientes a su plantilla. Su único pedido en marcha, el crucero Evrima –de la misma armadora que es propietaria de la atarazana–, fue remolcada a Santander para, en teoría, proceder a los trabajos de pintura. Dos meses y medio después, los trabajos en Astander apenas se han retomado, y el gobierno de Miguel Ángel Revilla ya ha sido notificado de que su construcción se rematará allí.

Compartir el artículo

stats