Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La minería gallega busca fondos COVID para localizar nuevos yacimientos e impulsar el sector

La Cámara Oficial Mineira de Galicia urge investigación sobre el subsuelo y que el Ejecutivo tenga en cuenta los “proyectos serios”

Vista cenital de la mina de Penouta, en Viana do Bolo. | COMG

Vista cenital de la mina de Penouta, en Viana do Bolo. | COMG

La minería gallega no quiere perder el tren que impulsará la minería de la Unión Europea tras el llamamiento de Bruselas a buscar recursos claves para el abastecimiento actual y de cara al futuro, en especial en cuanto a las baterías. La Cámara Oficial Mineira de Galicia (COMG) trabaja "en el acceso a los fondos COVID" a través de "varias líneas" de actuación para que el sector de un salto en la comunidad. En línea con lo que opina el Colegio Oficial de Geólogos, apuestan principalmente por potenciar la investigación del subsuelo "para identificar yacimientos de materiales estratégicos para la UE" y también en la reactivación de "antiguas escombreras y balsas en minas activas" a través de la "revalorización de materiales" que abundan en la comunidad pero que "hace décadas se consideraban inservibles". "Nuestra tierra necesita una industria de proximidad", explica a FARO el director de la cámara, Miguel Fortúnez.

Ante el impulso que vive Portugal, especialmente con el litio en la zona norte, desde Galicia el sector espera una reacción que puede venir de la mano de estos fondos, con los que también buscan fomentar "la trazabilidad de las materias primas" y "avanzar en términos de eficiencia energética en las explotaciones".

"Necesitamos conocer cuáles son nuestros recursos, ya que las necesidades futuras no las conocemos y si ya lo tenemos investigado cuando llegue una necesidad, la tendremos localizada", insiste Fortúnez.

"Nuestra tierra necesita una industria de proximidad"

Miguel Fortúnez - Director de la COMG

decoration

Cuestionado sobre el plan de Portugal para unirse a España y explotar de forma conjunta en litio en zonas transfronterizas (como con Galicia) y crear una industria de baterías, el director de la COMG cree que la iniciativa es "una alianza muy interesante" que "se traduciría en miles de puestos de empleo y en poner a Galicia a la cabeza de la vanguardia tecnológica en Europa". "La demanda mundial de litio se multiplicará por cuatro para 2030, llegando a 1,79 millones de toneladas anuales. Portugal, consciente de que la zona transfonteriza con Galicia es uno de los principales yacimientos de litio en Europa, ha marcado el aprovechamiento de este metal como un punto esencial dentro de su estrategia de recuperación económica", informa el experto.

Sin embargo, para dar el salto necesario y entrar en esta iniciativa lusa Fortúnez insiste en que el primer paso debe ser esa "investigación de los recursos" y, añade, "abrir las puertas a escuchar todas aquellas iniciativas empresariales serias". "La función de la administración es la de evaluar los proyectos y si son viables aprobarlos, dentro de los plazos legalmente establecidos", apunta.

En cuanto a los recursos que viven una "época dorada", Fortúnez identifica a los metales debido "al desarrollo de las nuevas tecnologías, de las energías renovables y de la movilidad eléctrica". Ahí se encuentra el litio, para el que Galicia continúa con las mismas tres licencias de exploración, así como níquel y cobalto, con indicios "asociados a antiguas explotaciones". "Existen más minerales asociados a la fabricación de baterías, como pueden ser el manganeso y el aluminio a mayores del cobalto y níquel. Tampoco deberíamos olvidarnos de la necesidad de otro mineral imprescindible en la transición energética como es el cobre", indica Fortúnez, que recuerda que el Banco Mundial señala que la producción de minerales asociados con las tecnologías de energía limpia "experimentarán un aumento de casi un 500 % de aquí a 2050".

Compartir el artículo

stats