Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Peldaños gallegos al paraíso

Mystic Cruises elige a la viguesa Industrias Ferri para sus pasarelas.

Mystic Cruises elige a la viguesa Industrias Ferri para sus pasarelas.

Explora el mundo. Es el mensaje de la naviera Mystic Cruises, que ha resucitado al astillero portugués West Sea (antes, Estaleiros Navais de Viana). En 2017 la compañía encargó un primer crucero en 2017, el World Explorer, que fue botado en el último trimestre del pasado año. Solo unos días después la firma hizo un nuevo encargo para replicar la primera unidad dos veces más. Se trata de barcos de 126 metros de eslora con capacidad para 200 pasajeros; cada unidad tiene un precio aproximado de entre 60 y 70 millones de euros. La eclosión de actividad en Viana ha favorecido a muchas de las auxiliares navales gallegas, e incluso a la desaparecida Factorías Vulcano. Panelship, Regenasa o Emenasa han sido algunas de las subcontratas elegidas por sus desarrollos y competitividad. Industrias Ferri se ha incorporado a esta nómina. La compañía que dirige Patricio Fernández ha suministrado la pasarela plegable para acceder al World Voyager, un acceso al paraíso en forma de crucero de exploración. La Antártida, el Ártico o los Fiordos noruegos serán algunos de los destinos de esta embarcación.

Secuencial

La pasarela plegable Ferri funciona de manera secuencial y totalmente automática, gestionada por un programa que realiza las funciones de destrincado, apertura de puerta y despliegue de la pasarela, aunque puede ser manejada manualmente en función de las necesidades del servicio. “Entre sus atractivos –apunta la compañía– destaca la compactibilidad, al concentrar en menos de 10 metros cúbicos y apenas 3.500 kilos todo el mecanismo hidráulico, eléctrico y mecánico para una pasarela de nueve metros de planchada, lo que permite su instalación en un espacio muy reducido”. Certificada por Bureau Veritas, ha sido diseñada para carga y descarga de pasajeros, dotada con un sistema freefloat (absorción de variaciones de altura cuando está apoyada en puerto) y paracaídas (bloqueo de movimientos bruscos). Su elevada movilidad permite alcanzar ángulos de giro de hasta 80 grados, pudiendo posicionarse prácticamente en paralelo al buque “si así lo requieren las circunstancias”.

No será la única escalinata de Ferri para esta armadora, ya que también proveerá del mismo sistema de acceso y desembarque para los cruceros World Navigator, gemelo del Voyager, y de las dos nuevas unidades asignadas por Mystic Cruises a la atarazana lusa. La armadora llegó a sondear a Hijos de J. Barreras para la construcción de uno de sus cruceros cinco estrellas, aunque las negociaciones no llegaron a buen término.

El primero de una flota de diez barcos

“Ya hemos charteado todos los cruceros del World Explorer a la Antártida hasta 2023, y está totalmente completo en la mayor parte de los otros cruceros planeados para 2019”, explicó, durante la botadura, el máximo responsable del grupo al que pertenece Mystic, Mário Ferreira. “Éstos son solo los primeros de una flota de diez barcos que tenemos intención de desarrollar y construir”. Aunque la pandemia también ha impactado sobre la compañía –el pasado agosto tuvo que cancelar su escala en Cartagena, por ejemplo–, Ferreira ha defendido que las menores dimensiones de sus cruceros serán de mejor agrado para los usuarios de este tipo de barcos, precisamente por las limitaciones de aforo a bordo.

Compartir el artículo

stats