Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La demora en la entrega de los vehículos atasca las ayudas para coches "limpios" en Galicia

La Xunta se ve obligada a alargar el plazo hasta el 6 de noviembre - Concesionarios dicen que faltó promoción del plan

Galicia es una de las comunidades que más parte se llevó del pastel del Plan Moves del Gobierno central para incentivar la compra de vehículos alternativos, tanto eléctricos como los movidos por gas, en un momento de caída estrepitosa de las ventas en el sector. Le tocaron 2,6 millones de euros. El plazo para solicitar las ayudas de entre 1.000 y 1.500 euros se activó el pasado 24 de julio con un centenar de concesionarios adheridos y en principio iba a estar abierto hasta el 15 de octubre. Finalmente seguirá en vigor tres semanas más, con el 6 de noviembre como nueva fecha, "o cuando se agoten los fondos", según la resolución de la Axencia Instituto Enerxético de Galicia publicada ayer en el Diario Oficial de Galicia (DOG). La administración autonómica admite abiertamente que en este tiempo que va del proceso recibió "numerosas consultas de ampliación de plazo" tanto por parte de los beneficiarios como de los vendedores, motivadas "en las dificultades existentes para justifica los vehículos subvencionados en la referida fecha límite". El atasco está motivado, según indica en la resolución, "por cuestiones de demora en las entregas de los vehículos para los fabricantes".

"La modificación responde a las cuestiones planteadas por el propio sector, con el que fue consensuado este programa puesto en marcha este año por primera vez", aseguran fuentes de la Consellería de Economía, Emprego e Industria a FARO. El departamento dirigido por Francisco Conde consideró conveniente alargar el plazo de justificación "para facilitar así el máximo posible la tramitación de las ayudas". "Igual que se ha hecho con otras órdenes de apoyo", subrayan. Esta vez a causa, detallan, de "los diferentes plazos de entrega por parte de los fabricantes".

"No se subvenciona la compra de cualquier coche, son tecnologías determinadas y modelos concretos", recuerdan en uno de los concesionarios consultados por este periódico. Los vehículos financiables no pueden superar los 40.000 euros. El límite de emisiones en el caso de los turismos está fijado en 120 gramos de dióxido de carbono (CO2) por cada kilómetro y de 137 para las furgonetas. "Hay restricciones a la subvención dentro de un segmento del mercado que es todavía muy incipiente y era esperable que podrían retrasarse las entregas", señalan fuentes del sector, donde también echan de menos "una mayor promoción" a las ayudas. "A nosotros nos ha llegado gente este mes de agosto -apuntan- que no sabían ni que existían".

Cuando se presentó el plan, la Xunta marcó una previsión de 500 vehículos. En un balance sobre el plan en toda España, Cinco Días publicaba el día 7 que en Galicia iba consumido el 42,3% del presupuesto. En Andalucía rondaba el 15% y el 32% en Madrid, frente al 81% de Cataluña o el 80% de Castilla y León.

La resolución de la Xunta con la ampliación del plazo abre también otra vez la lista de colaboradores para sumar nuevos concesionarios, que asumen una parte de los descuentos.

Compartir el artículo

stats