Un incendio nocturno arrasa un inmueble de Berres y la hierba seca que almacenaba

Arden 12.000 pacas, una furgoneta y lonas, cuyo dueño cifra su valor en 40.000 euros y presenta denuncia ante la Guardia Civil | La Benemérita enviará un equipo de investigación

Arriba, labores de extinción del incendio de Berres. Derecha, Emerxencias y Guardia Civil, ayer, junto a la nave con restos humeantes. |  // BERNABÉ / JAVIER LALÍN

Arriba, labores de extinción del incendio de Berres. Derecha, Emerxencias y Guardia Civil, ayer, junto a la nave con restos humeantes. | // BERNABÉ / JAVIER LALÍN / Silvia pampín

Un incendio nocturno que se declaró al filo de las 22.30 horas del jueves arrasó el edificio del viejo aserradero de la parroquia estradense de Berres, que ahora ejercía de almacén de hierba seca, una furgoneta acondicionada como bar para fiestas y diversas lonas. Las llamas arrasaron buena parte de los 700 metros cuadrados del inmueble, distribuidos en dos plantas, así como la furgoneta, las lonas y la hierba seca mencionadas –12.000 pacas y, a mayores, grandes rollos de hierba seca– cuyo valor ascendía a 40.000 euros, según indicó su propietario, Manuel Rey, tras presentar la oportuna denuncia ante la Guardia Civil. La Benemérita enviará un equipo de investigación para tratar de esclarecer lo ocurrido, que Manuel Rey duda que haya sido fortuito porque, según explicó, no había ningún foco de ignición. “Tuvo que ser intencionado”, opinó.

Un incendio nocturno arrasa un inmueble de Berres y la hierba seca que almacenaba

Un incendio nocturno arrasa un inmueble de Berres y la hierba seca que almacenaba / Silvia pampín

Las llamas que devoraron el contenido de la nave afectaron también a la estructura del edificio, pese a la ardua labor de los efectivos de emergencias movilizados por el 112: Emerxencias de A Estrada, Bombeiros de Deza-Tabeirós-Montes con base en Silleda, una cuadrilla forestal y Guardia Civil de A Estrada. Emerxencias movilizó dos autobombas; los bomberos, un vehículo urbano ligero y una nodriza pesada; y la cuadrilla forestal les surtió agua con una autobomba para rebajar la carga térmica del incendio ya evolucionado que se encontraron para evitar que colapsase la estructura del inmueble. El fuego se dio por controlado a las 3.30 horas pero, dadas las características del siniestro, Emerxencias se quedó de retén para evitar que se reactivasen las llamas por los rescoldos.