Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un estradense gana un Óscar de la fotografía

Felipe Souto, bombero y fotógrafo aficionado, se coló entre los mejores profesionales del mundo con el oro en categoría Panorama

Imagen ganadora del Trieremberg Super Circuit  2021 en la Categoría de Panorama.

Imagen ganadora del Trieremberg Super Circuit 2021 en la Categoría de Panorama. Felipe Souto

Felipe Souto es bombero de profesión en el Aeropuerto de Santiago de Compostela, con una trayectoria de más de 17 años en el cuerpo, y también es fotógrafo aficionado. “Mis vínculos con la fotografía se remontan a una vieja Rolleyflex, con la que jugaba de pequeño”, recuerda. Ese juego infantil se terminó convirtiendo en una pasión que lo llevó a recorrer el mundo en busca de nuevas fotografías que sumar a su portarretratos. Lo que nunca se imaginó aquel niño que jugaba a hacer fotos era que algún día, una de ellas llegaría a ganar lo que se conoce como el Óscar de la fotografía.

“No soy un experto en concursos. De hecho, este es el cuarto al que me presento y todavía estoy alucinando con haber ganado”, reconoce. Felipe Souto ha sido uno de los ganadores del Concurso de Fotografía “Trieremberg Super Circuit 2021” en la Categoría de Panorama. Dicho concurso forma parte de la PSA (Photograic Society of America), de la FIAP (Federation Internationale del´art Photographie), entre otros, y es considerado los Óscar de la fotografía. Se celebra en la localidad de Linz (Austria ) y es un Concurso en el que se presentan maestros de la fotografía, de falla internacional, como la italiana Isabella Tabachi, el también italiano Enrico Fossati, o los americanos Miles Morgan o Marc Adamus , entre otros. El concurso se distribuye en varias categorías, y solo se otorgan tres medallas de oro en cada una. Este año se han presentado 16.800 fotografías.

La ganadora de la medalla de oro es una fotografía panorámica de una aurora, sobre el puente de la localidad de Hamnoy, en las Islas Lofoten (Noruega). Según explica Souto, se trata de una región situada hacia los 67 grados de Latitud Norte del Círculo Polar Ártico, donde se pueden alcanzar en invierno temperaturas extremas de 40 grados bajo cero.

La imagen la tomó en el mes de febrero del año 2019. “Es una fotografía con una dificultad grande porque estábamos a 25 bajo cero. Necesitas un equipo especial, que pueda trabajar a esas temperaturas tan extremas. Cuando estás ahí, todo se complica. Al final, para que te salga una fotografía así se tienen que conjuntar muchas cosas”, explica el fotógrafo.

Felipe Souto, en los jardines municipales de A Estrada

El estradense se mostró sorprendido por que su imagen fuese la seleccionado. Souto tenía más esperanzas en otra de las cuatro que presentó al concurso, una tomada en el faro de Punta Nariga. “Me siento muy orgulloso. Haber ganado a fotógrafos reconocidos internacionalmente supone mucho. Solo me queda pena de una cosa, que no haya sido con una fotografía de Galicia, preferiblemente de A Estrada, pero tiempo al tiempo”, afirmó el bombero de profesión.

Souto no podrá viajar a Austria para participar en la tradicional gala que cada año se organiza allí con motivo de estos premios, ya que ha sido cancelada por la situación sanitaria. Recibirá sin embargo su medalla y lo que los fotógrafos de prestigio buscan en este concurso, una frase escrita en oro en su currículo.

Compartir el artículo

stats