Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los lalinenses pagarán un fijo al mes por el agua y se penalizarán los consumos elevados

Las viviendas parten, sin IVA ni canon, de 3,03 euros mensuales y 4,09 para los negocios | Las sanciones por no tener contador llegan a 75 euros | El estudio propone que el incremento de ingresos vaya a nuevas infraestructuras

Unos trabajos en la red de abastecimiento en una calle de Lalín.   | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Unos trabajos en la red de abastecimiento en una calle de Lalín. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

El Concello de Lalín prevé adjudicar el servicio de abastecimiento de agua y alcantarillado a principio del próximo año para dos décadas, prorrogables a cuatro años más. Se trata del contrato de mayor dimensión económica al que la administración municipal hará frente este mandato al alcanzar los 27,4 millones de euros. A principios del pasado mes de marzo se aprobaba en pleno por unanimidad el expediente de estructura de costes y el estudio de viabilidad económico-financiera del contrato y dentro de esta laboriosa labor administrativa se dejó en manos de una consultora la definición de las nuevas tarifas.

El informe de la compañía Idom, del 17 de febrero, está encaminado a la actualización de los precios y, entre las principales novedades de la nueva ordenanza, destaca la introducción en la tarifa de un coste fijo [haya o no consumo] y otro por metros cúbicos de agua gastada, que se mantendrá por tramos. Con las tarifas propuestas el incremento en la facturación de los ingresos en el conjunto del ciclo del agua sería de un 4,73%, dentro de un contexto de penalización a los consumos más elevados. Para el diseño del cálculo de las nuevas tarifas se tomó como referencia el padrón de 2019 porque el del pasado año podría llevar a error debido a la pandemia sanitaria. Los nuevos precios en abastecimiento para las viviendas partirían de un fijo mensual de 3,03 euros –a todas las cantidades que se citen a continuación habría que añadir el IVA y el canon del agua– y por los consumos de hasta 10 metros cúbicos al mes se abonarían 0,161 euros/m3. De 10 a 20 (0,441) y más de 20 metros cúbicos (0,655). Las que están en vigor, además de excluir la tasa fija, son las siguientes en función de los mismos tramos de gasto de agua: (0,378), (0,517) y 0,614. Para los consumos industriales se propone un fijo mensual de 4,09 euros y los consumos de hasta 15 metros cúbicos al mes se pagarían a 0,237 euros/m3, de 15 a 100 (0,678) y de 100 en adelante (0,907 euros/m3). Con la ordenanza actual los valores son: (0,378), (0,655) y 0,851 euros por metro cúbico. Además, en las tarifas domésticas la penalización por no disponer de contador o que el mecanismo no funcione será de 18,82 euros mensuales y de 75,36 para los negocios.

Saneamiento

En lo que respecta al coste del servicio de alcantarillado actualmente cada vivienda paga un fijo de 7,55 euros al trimestre, cuantía que crecería hasta 8,31 euros. Siempre hablando de las cantidades de partida, sin tener en cuenta valores añadidos por metro cúbico consumido, las cafetería, bares y hoteles pagan ahora entre 16,50 y 47,09 euros trimestrales, mientras que con las futuras tarifas estas cuantías se moverán entre 18,15 y 51,80 euros. Para los bajos sin actividad comercial el fijo pasa de 7,55 euros a 8,31; los talleres de lavado y engrase, de 23,56 a 25,92. Otro tramo incluye a los negocios de hasta 100 metros cuadrados de superficie, que ahora satisfacen 7,55 euros al trimestre, y que pasarían a pagar 8,31. Y los locales de mayor tamaño, de 11,77 a 12,95 euros. El estudio municipal indica que los ingresos por saneamiento deberían aumentar un 10% y este mayor volumen de recursos permitiría “financiar en parte las obras de ampliación de la red necesarias para el desarrollo futuro del servicio”.

La consultora refleja en su estudio que nueve de cada diez recibos de abastecimiento doméstico presentan un consumo inferior a 43 m3 al trimestre; es decir, solo un 3% de los usuarios tienen consumos elevados o muy elevados. Y en los comerciales, también el 90% de los clientes gasta menos de 88 m3 cada tres meses.

Inversiones de la futura concesionaria

Con la adjudicación del servicio, el Concello se beneficiará de inversiones de la futura empresa que, según los cálculos de un estudio municipal, rebasan los 2,6 millones de euros durante el período de concesión. En primer lugar, la empresa debería asumir 30.000 euros anuales para actuaciones de conservación, mantenimiento e inversión en mejoras del funcionamiento del ciclo integral del agua. Dentro de las inversiones iniciales en obras de ampliación “u otras a determinar por el ayuntamiento” por 1.828.184 euros distribuidas en los dos primeros años de concesión. Y el primer año tendría que desembolsar 30.000 euros para la implantación de un sistema de gestión e información (GIS) del abastecimiento y del saneamiento. Otros 27.511 tendrían como destino los costes de personal, servicios centrales y de administración, aunque en este caso no repercutirían de manera directa como las inversiones propiamente dichas. El documento incluye balances económicos por los dos servicios. Cifra en 8.618 los abonados en la traída municipal, que consumen un total de 792.043 metros cúbicos. Los ingresos ascienden a 562.341 euros, que incluyen los casi 400.000 anuales de altas de hogares y los restantes, de otros consumos ya sea industriales o comerciales. En alcantarillado, con 8.197 los usuarios que en un año consumieron 635.416 metros cúbicos, por los que se ingresaron 417.365 euros. De este montante, casi 91.000 euros corresponden a la tarifa doméstica. Pero a esta cifra hay que añadir otros 286.772 euros de cuota del servicio.

Compartir el artículo

stats