Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Para qué gastar saliva?

La caída de los contagios y el avance de la vacunación merman la demanda de PCR en las farmacias

Una farmacéutica de A Estrada explica a una clienta cómo utilizar el test. |   // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Una farmacéutica de A Estrada explica a una clienta cómo utilizar el test. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

La reducción de los contagios, con varios municipios libres de virus desde hace semanas, y el avance de la vacunación han mermado drásticamente la demanda de PCR en las farmacias de Deza y Tabeirós-Terra de Montes. El cribado para la detección de COVID-19 en personas asintomáticas comenzó el 9 de febrero en 35 boticas, que desde entonces han despachado un total de 2.112 test para tomar las muestras de saliva. Pero casi todos se concentran en las primeras cuatro semanas, pues desde el 11 de marzo solo ha habido 79, a tenor de los datos facilitados por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Pontevedra.

Entre Lalín y A Estrada aglutinan más de la mitad de las PCR: 648 entregadas en ocho negocios de la capital dezana y 520 en los once de la de Tabeirós, de las que 26 y 20, respectivamente, corresponden a los últimos quince días. Silleda y Cerdedo-Cotobade, con cuatro boticas cada uno, arrojan cifras similares –327 y 312, con once y diez entre el 11 y el 27 de marzo–, lo que refleja un elevado índice de participación en el concello fusionado, con apenas 5.700 habitantes, frente a los más de 8.800 de Trasdeza. En Vila de Cruces, que rebasa los 5.200 vecinos, van 130 pruebas, solo cuatro en la franja temporal más reciente.

De los demás concellos, destacan las 72 realizadas por la farmacia de Rodeiro, solo una desde el pasado día 11, si bien el municipio está libre de coronavirus casi desde que comenzó este cribado. Más tiempo lleva todavía Dozón sin contagios, prácticamente desde el inicio de febrero, lo que explica que su botica solo haya despachado 18 envases gratuitos para la recogida de muestras de saliva, y todos el primer mes. En las dos de Forcarei se dieron 54, dos de ellos desde el 11 de marzo, y 31 en la de Agolada, cinco en el último tramo.

La aceptación de estos test por parte de las farmacias de las comarcas ha sido mayor que en la provincia en su conjunto, según informa el colegio. De los 429 establecimientos existentes en Pontevedra, 381 se han adherido al cribado, lo que se traduce en una participación del 89%. En Deza y Tabeirós-Montes roza el 95%, con 35 de las 37 boticas adscritas; solo quedan fuera una de Lalín y otra de Vila de Cruces. Son 76 los positivos detectados en las 40.930 personas asintomáticas de entre 40 y 64 años residentes en la provincia que han realizado los test, casi todos correspondientes a las áreas sanitarias de Vigo y Pontevedra –a la que pertenecen Forcarei y Cerdedo– y muy pocos en la de Santiago de Compostela, que incluye en la provincia, además de todos los concellos dezanos y A Estrada, los de Pontecesures y Valga.

La Consellería de Sanidade permite repetir la prueba a quienes ya la hayan realizado. “Es muy cómodo y sencillo y tiene una alta fiabilidad. Únicamente hay que solicitarlo en la farmacia y al día siguiente recoger la muestra de saliva en casa y llevarla a la misma farmacia En un plazo de entre 24 y 72 horas se recibe el resultado en el móvil”, explica la presidenta del colegio oficial, Alba Soutelo Soliño. Los cribados se han revelado como una de las herramientas más útiles a disposición de las autoridades sanitarias para frenar los contagios y, por tanto, disminuir la incidencia de infección por COVID.

Otra alta reduce trece los casos de Coviastec

Los concellos de ambas comarcas afrontan la Semana Santa con baja incidencia de coronavirus, con la única excepción de Silleda, debido al brote registrado en la residencia. En todo caso, la mejoría es evidente, con un goteo de altas en los últimos días, refrendado por el resultado negativo de las PCR practicadas el viernes a todo el personal y a los once ancianos que no han contraído la enfermedad. En el geriátrico gestionado por Coviastec quedan ahora trece personas contagiadas: once usuarios y dos trabajadoras, después de que una empleada apareciese como negativizada en el boletín remitido ayer por el Sergas.

Un leve repunte deja a Lalín con nueve enfermos

En la pasada jornada solo trascendieron datos de casos activos en Lalín, que vuelve a tener nueve, dos más que los notificados el sábado. Este leve repunte apenas tiene repercusión en la incidencia acumulada, que continúa en niveles de nueva normalidad, con menos de una decena de positivos diagnosticados en catorce días. La incidencia de Vila de Cruces, que cerró la semana con siete enfermos, continúa en nivel bajo, con entre 50 y 150 casos por cada 100.000 habitantes en dos semanas. En esta franja está también Agolada, que ya no tiene ninguno en los últimos siete días. Rodeiro lleva más de un mes sin diagnosticar ningún contagio y Dozón va para dos. Tampoco los hay en A Estrada, Cerdedo-Cotobade –con dos activos cada uno, según los últimos datos conocidos– y Forcarei.

Compartir el artículo

stats