Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las comarcas verán desaparecer 457 hogares en quince años, la mayor caída de la provincia

Continuará siendo el área menos poblada de Pontevedra, con casi 24.800 familias | Aumentarán las viviendas con solo uno o dos residentes | La persona de referencia tendrá, de media, una edad de entre 50 y 69 años

El hollín quema la chimenea de una vivienda en Cumeiro. Los Bombeiros de Deza y Protección Civil de Vila de Cruces se desplazaron ayer a la aldea de Carballal, en la parroquia cruceña de Cumeiro, alertados por el incendio en una vivienda ocupada por una mujer de avanzada edad. El fuego comenzó en la parte alta de la chimenea, debido al hollín que acumulaba, pero no se extendió al resto de la cocina. Tampoco fue necesario trasladar a la mujer a ningún centro de salud por si presentaba problemas respiratorios a causa del humo.

Días atrás, el IGE publicó la proyección de la población de las comarcas dentro de 15 años. Según la evolución demográfica actual de la zona, calcula que en 2035 habrá 5.508 personas menos en Deza y Tabeirós-Montes, para quedarse en los 61.162 habitantes.

Y si baja el volumen de residentes, es lógico que también decaiga el número de familias. La proyección de hogares, también para 2035, indica que en ese año habrá en la zona nororiental de la provincia 24.786 unidades familiares, que son 457 menos de los que existen en la actualidad. Esta caída no hace otra cosa que agravar la sangría poblacional que padecen las comarcas desde hace décadas. Ahora mismo, sus municipios suman 25.243 hogares, bastante alejados de los 30.785 que tiene O Morrazo o los 41.679 de O Baixo Miño, A Paradanta y O Condado. Por cierto, estas dos zonas son otras que también tendrán menos familias dentro de quince años: la primera pasa a los 30.422 (son 363 hogares menos) y la segunda, a 41.473 (cede 206). En cuanto a tres áreas geográficas restantes de la provincia, continúan con su ritmo ascendente: Caldas-O Salnés pasará de sus 52.783 hogares actuales a los 54.760; Pontevedra, que está en los 48.337, llegará a los 51.068 y Vigo, por último, sube de los 162.388 a los 166.385.

Pero regresemos a Deza y Tabeirós-Montes. Además de perder hogares, se agudizarán las consecuencias de la caída de nacimientos y las familias con cada vez menos hijos. En la actualidad, el hogar tipo de la zona nororiental de la provincial es el conformado por 4 personas o más, con 7.328 casos. Pero en segundo puesto se localizan aquellas familias que solo cuentan con dos integrantes (parejas sin hijos), con 7.230 ejemplos. Dentro de 15 años, habrán cambiado las tornas: en 2035 crecerán los hogares con solo dos personas, hasta llegar a los 7.330 ejemplos, mientras que los conformados por cuatro miembros o más quedan relegados a un segundo puesto, con 6.980.

Además de subir los hogares con solo dos personas, dentro de 15 años también serán más comunes los que cuentan con un único integrante: hoy en día hay en la zona 5.147 viviendas de este tipo, pero dentro de 15 años serán ya 5.225, es decir, unas 80 más. Ahora mismo, estos hogares unipersonales quedan todavía lejos de los que cuentan con tres miembros, pues hay 5.538. Pero como este tipo de hogares va a bajar en los próximos años, en 2035 tendrán cifras parejas: los hogares unipersonales, como decíamos, serán 5.225, mientras que los de tres miembros bajan a los 5.250. Esto nos da una idea de lo necesario que será invertir en programas de atención a las personas que viven solas para poder cubrir sus necesidades en su propio domicilio.

La tendencia a aumentar esas familias con solo una o dos personas se da también a nivel provincial. Pero, gracias a la carga poblacional de las zonas costeras, en toda la provincia seguirán predominando con comodidad los hogares con 3, 4 o más integrantes.

Indicábamos que los hogares unipersonales van a la zaga de los que tienen tres integrantes. Ese crecimiento nos da una idea del envejecimiento poblacional. A nivel provincial, la mayoría de los hogares tendrán en 2035 un o una cabeza de familia cuya edad se sitúa en la franja de los 50 a los 69 años, con más de 159.920 familias, sobre un total de 368.883.

Las parejas con hijos, un modelo que cede puntos

La provincia, a nivel global, puede presumir de que en los próximos 15 años seguirá sumando nuevos hogares. Este crecimiento es fruto del continuo éxodo de la zona interior a comarcas costeras, así como del asentamiento de personas procedentes de otros puntos de Galicia (Ourense en especial) o de España. Pero también es verdad que poco a poco se va asentando el modelo de parejas sin hijos. Tanto a día de hoy como dentro de 15 años, las parejas con descendencia son el perfil de familia más habitual en la provincia: hay 134.845 hogares de este tipo, y en 2035 habrá 129.070. Seguirá liderando la lista, sí, pero como vemos, habrá perdido 5.775 puntos. En cambio, las parejas sin hijos son el tipo de familia que en los próximos años experimentará la mayor crecida: si en la actualidad la provincia cuenta con 73.073 familias sin descendientes, dentro de 15 años habrán subido en 7.291 casos y llegarán a los 80.364. Por detrás de los hogares de parejas con hijos y de parejas sin ellos se colocan las familias unipersonales: en toda la provincia se contabilizan 71.464, pero es que dentro de 15 años habrá subido en más de 5.400, para llegar a las 76.874 unidades. El aumento es bastante más modesto en aquellas familias monoparentales: si en este año la provincia cuenta con 47.758 unidades de este tipo, a mediados de la década que viene habrá solo 294 casos más, de modo que se registrarán 38.052.

Compartir el artículo

stats