Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Veinte oasis en pleno desierto demográfico

- De las 52 parroquias que suman Rodeiro, Agolada y Dozón, solo trece ganan población y siete la mantienen - Entre los tres territorios totalizan 134 aldeas con menos de diez habitantes, incluidas las 15 ya deshabitadas

Un total de 32 parroquias de las 52 que conforman Rodeiro,Agolada y Dozón perdieron habitantes el año pasado, según los últimos datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE). Solo trece consiguieron ganar población, mientras que las siete restantes se mantuvieron; en definitiva, veinte oasis amenazados por un desierto demográfico que avanza año tras año.

Rodeiro se apunta la mayor sangría a 1 de enero de 2019 -fecha a la que se refieren las cifras del última Nomenclátor-, pues cede 72 habitantes (2,8%) y queda en 2.437. Le sigue Dozón, que se deja 28, lo que equivale al 2,5% de su censo, y baja a 1.082. Agolada, por su parte, cuenta con 2.344 habitantes, tras perder 26 en un año, es decir, el 1% de los que tenía al inicio de 2018.

Una quincena de las veinte parroquias que conforman el municipio de Camba ven mermada su población, es decir, el 75% del total, el porcentaje más alto de la comarca dezana. San Xoán de Camba vuelve a liderar la caída demográfica, al dejarse catorce vecinos, que se suma a la docena que ya había cedido el año anterior. También catorce pierde la parroquia de Rodeiro, básicamente en su núcleo urbano. En cambio, Pedroso, Pescoso y Río ganan tres empadronados cada una, mientras que San Salvador de Camba y Vilela se mantienen igual.

Mejor panorama presenta el mapa de Agolada, en donde la mitad de sus parroquias salvan la papeleta, bien con ganancia de habitantes -ocho de ellas, entre las que destaca Esperante, con seis más-, bien evitando pérdidas, caso de Artoño, Ramil, Sexo y Val. De la docena de entidades que sí ven mermado su padrón, ninguna pierde más de una decena, cifra esta que sí cede Trabancas; Borraxeiros se deja ocho y Berredo, seis.

Si un año antes, las ocho unidades territoriales de Dozón estaban en números rojos, ahora son cinco las que retroceden, con la que da nombre al municipio y la de O Sisto, en cabeza, al decrecer en once residentes cada una. Es la misma cuantía que se había dejado el año anterior Sanguiñedo, que ahora es la única sin variación. San Salvador da O, que cedía una veintena antaño, gana ahora seis.

Principales núcleos

Ni siquiera las tres capitales municipales presentan un comportamiento demográfico positivo, como sí ofrecían hace un par de años. En el anterior análisis, Rodeiro era la única que se salvaba, tras ganar once, pero ahora se deja trece y baja hasta los 311. Además, la parroquia homónima a la que pertenece es la más poblada, con 385. Agolada, que entonces había caído en cuatro, lo hace ahora en cinco, si bien sus 420 vecinos la refrendan como núcleo más poblado de los tres municipios más pequeños de la comarca. La parroquia a la que pertenece, Ferreiroa, cuenta con 514 residentes, tres más que en la anterior revisión. El núcleo urbano de Castro, en Dozón, cuenta con 133 empadronados, cinco más que un año antes, insuficientes para compensar los ocho que había cedido entonces; sin embargo, la parroquia a la que pertenece (A O) asciende a 214 y se acerca a la de O Sisto, que baja a 249.

Hay 119 aldeas en peligro de desaparición, por tener menos de diez vecinos; son tres más que en 2018. Rodeiro tiene 56, tras añadir seis (Vilameá, A Ponte, Vilachá, Paredes, O Campo y Casares) y descontar Rubiás y Pescoso, esta última tras duplicar prácticamente su censo y alcanzar los 17 vecinos. Agolada sigue en 51, pues Órrea se sale de una lista en la que se computa ahora A Ponte do Muiño, que antes estaba deshabitada y ahora tiene cinco residentes. Y Dozón baja a doce sus aldeas en riesgo, pues aunque vuelve a incorporarse Eirelo, salen de la lista Dozón y Parada, que pasa de seis a diez empadronados.

Con la citada excepción de A Ponte do Muiño (Borraxeiros), continúan los mismos lugares sin gente: San Xoán de Camba, Remesar (Carboentes), Devesa (Río), Vila do Fondo (Riobó), Devesa (Rodeiro), Casardixo y Souto (Salto), Cendoi, Quintas y Traspenas (Artoño), Casas Novas (Bais), A Torre (Borraxeiros), Casquive (Carmoega) y Bouzas y Cardoufe (Sanguiñedo).

Compartir el artículo

stats