Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El virus que indultó al "campanu"

La crisis sanitaria impide el tradicional arranque de la temporada de pesca del salmón en los cotos del Ulla, pese a que la propia práctica invita a la distancia entre los pescadores

Momento en el que se coloca la guía al campanu del Ulla de 2019, en Ximonde. // Bernabé/Cris M.V.

El 1 de mayo es, por tradición, el primer día del mes del salmón en A Estrada. Los cotos salmoneros que regala el caudaloso Ulla a este municipio pontevedrés brindan a estas tierras una arraigada tradición, no solo en la pesca de esta apreciada especie, sino también en la cocina, culminando con la celebración de la Festa do Salmón -de interés turístico en Galicia- como expresión de la maestría gastronómica estradense en la preparación del "rey del río". Sin embargo, el de ayer fue un primero de mayo atípico en las riberas del Ulla. Por primera vez en décadas, los pescadores se quedaron sin poder probar suerte en los cotos para apresar al campanu, el primer ejemplar de la temporada en salir de las aguas. El Covid-19 robó también esta tradición.

A lo largo de los años ha habido algún Día del Trabajo sin campanu, pero no sin pesca del salmón. La temporada arranca tradicionalmente en esta jornada festiva, extendiéndose hasta el 31 de agosto, a no ser que el cupo establecido para limitar el volumen de capturas -a fin de preservar una especie que antes era de lo más abundante en estas aguas- se alcance antes. "Sin campanu sí, pero un 1 de mayo sin ir a pescar no lo recuerdo", confiesa Salva Ortega, todo un referente para la pesca fluvial y responsable de la publicación especializada Ás Orillas do Ulla. Reconoce el chasco que ello supone para los amantes de la pesca, subrayando que son muchos los pescadores que llegan de fuera -zonas como Asturias o La Rioja, entre otras- para el arranque de la temporada en estos cotos. Ortega explica que no siempre se abrió la campaña en un día como el de ayer, llegando a haber años en los que la pesca de salmón se inauguraba incluso antes que la de la trucha. Eran tiempos de abundancia de esta especie, cuando las capturas se contaban por cientos.

Aunque el confinamiento abre la mano en esta fase de la desescalada para el deporte al aire libre desde hoy mismo, la pesca fluvial no figura entre las prácticas autorizadas. Pescadores de la zona agradecen las declaraciones realizadas por la consellería de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, y consideran un tanto "absurda" la prohibición de acudir al río, subrayando que la propia naturaleza de esta práctica respeta sobradamente las normas de distanciamiento social. "Un pescador nunca quiere estar pegado a otro. Por cerca que estés y aunque acudas con un compañero, nunca estás a menos de diez metros", remarca Ortega. Incide que, aunque en cotos como en el de Ximonde puedan coincidir cuatro o cinco amigos para probar suerte con el monarca fluvial, incluso para hacer fotos ya se evita estar demasiado cerca de los pescadores, "porque estorbas", subraya. Insisten en que la distancia sería sensiblemente inferior entre quienes vayan a practicar running por las calles de Madrid o quienes aprovechen la norma para hacer surf, solo por poner un ejemplo.

Las limitaciones al movimiento entre provincias genera también el comentario entre los pescadores. Hablando, por el momento, en hipótesis, si un deportista logra sacar de las aguas un salmón en el afamado coto de Ximonde, en teoría, no podría cruzar el puente para guiarlo, ya que el espacio habilitado por Medio Ambiente para ello se encuentra al otro lado de la pasarela y, por tanto, ya en la provincia de A Coruña.

Mientras esperan con ansia la apertura de la temporada, los amantes de la pesca aseguran que las condiciones del río en estos momentos son perfectas para tentar al "rey del río". El histórico de capturas en estas aguas arroja más de 3.200 plateados desde 1975. Sin embargo, en este atípico arranque del mes del salmón en A Estrada, el abominable y poco piadoso coronavirus indultó ayer al campanu del Ulla.

Compartir el artículo

stats