Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Segunda RFEF

Solo los tres puntos en mente

Ángel Rodríguez, sin noticias de su continuidad en el club granate

Ángel Rodríguez, técnico del Pontevedra, dando instrucciones a Charles en Pasarón. Rafa Vázquez

En cuestión de horas, el Pontevedra afrontará su último compromiso liguero de la temporada, con su visita al Palencia Cristo Atlético (domingo, Estadio Nueva Balastera, 12.00 horas), en el que, salvo hecatombe, logrará certificar de manera oficial el ascenso directo a la división de bronce del fútbol español.

Sin embargo, el final del curso futbolístico deja en el seno del Pontevedra incógnitas por resolver de cara a la temporada que viene, especialmente en la parcela deportiva.

Así lo dejó caer Ángel Rodríguez, después de afirmar que desde el club todavía no se ha hablado de una posible renovación del técnico leonés, una vez conseguido el objetivo a corto plazo que suponía el ascenso a Primera RFEF.

“Para sentarme a hablar de una renovación, tendríamos que ver qué se expone, qué miras hay de cara a la temporada que viene, qué piensa el club y el director deportivo que vaya a estar”, explicó Rodríguez, que intuyó que “si viene otro director deportivo, lo normal es que traiga a alguien de su cuerda”.

Al preparador leonés, sin embargo, no le sorprendió que todavía no se hayan producido conversaciones con el club para su renovación, a pesar de la dirección positiva en la que se movía el equipo con respecto al ascenso directo que finalmente llegó.

“No me sorprende porque el club trabaja y se manifiesta de una manera. Hay sitios en los que se maneja de una manera y sitios en los que se hace de otra. En este caso, mi cabeza está única y exclusivamente en el partido contra el Palencia”, afirmó.

Con respecto a ese choque contra el Palencia Cristo Atlético, un conjunto que lucha por mantenerse en el cuarto puesto del playoff por el ascenso a Primera RFEF, el Pontevedra no se plantea otra cosa que no sea irse con los tres puntos de la localidad castellanoleonesa.

“Esto es profesionalidad. Cada uno tiene que demostrar su mejor versión, defender el escudo que hemos defendido este año, representar a una provincia como Pontevedra y dedicarle un buen partido a los aficionados que se van a desplazar. Sería un fracaso personal no conseguir competir en este partido”, explicó el técnico granate.

Rodríguez confirmó que ni Rufo ni Seoane, ambos con problemas físicos, podrán estar sobre el césped de la Nueva Balastera el domingo.

Quien sí podrá hacer acto de presencia en el estadio palentino será la afición, con un autobús repleto de hinchas granates que saldrá de Pasarón a las 04.30 horas de la mañana del domingo para celebrar el ascenso y arropar a los suyos en su última jornada de liga.

Un detalle, el de la alianza entre aficionados y equipo, que no pasa desapercibido para el entrenador del Pontevedra. “Es cierto que la afición estaba un poco dormida y necesitaba reactivarse, movilizarse en pos del Pontevedra”, señaló, en referencia a la progresión que se ha vivido durante la temporada.

Compartir el artículo

stats