Fútbol | Tercera RFEF

El Alondras llega al parón con números de récord

“La clave es el compromiso y la ilusión que muestra el equipo”, dice Gonza Fernández

Jesús Varela, que se lesionó en Sarria, en un partido anterior ante el Betanzos.

Jesús Varela, que se lesionó en Sarria, en un partido anterior ante el Betanzos. / Gonzalo Núñez

El empate ante la Sarriana permite al Alondras llegar al parón de la Tercera RFEF asentado en la zona noble de la tabla clasificatoria, en el tercer puesto con 26 puntos en su casillero y unos números de récord que invitan a soñar. La escuadra que dirige Gonzalo Fernández acumula ya ocho jornadas sin perder, en las que ha sumado 20 de 24 puntos posibles y únicamente ha cedido una derrota en lo que va de Liga. Y todo ello a pesar de haber tenido que lidiar con numerosas lesiones, que le han impedido completar convocatoria en la gran mayoría de jornadas.

“Estamos en una dinámica muy buena, con un compromiso y una ilusión tremenda dentro del equipo. Ese es nuestro secreto”, subraya el entrenador de Oia. Fernández presume de racha, pero sobre todo de la capacidad de los suyos para adaptarse a las circunstancias –la mayoría de las veces adversas– que se le presentan semana tras semana. “Es una inmejorable situación, algo impensable a principios de temporada, y sobre todo por las lesiones que hemos sufrido. Ya no es el número de las mismas, sino el que se hayan acumulado en una misma línea”, señala.

Así, el técnico rojiblanco recuerda que la parcela defensiva y la zona del mediocampo eran a priori de las mejor cubiertas, pero que en las últimas semanas han quedado muy desguarnecidas. Las lesiones de Salgueiro y Yahvé en el medio, y los problemas físicos de Agujetas, Jesús, Guille y Pablo atrás han obligado a forzar a los tocados y a ser creativo en la búsqueda de soluciones. “Hay muchos jugadores fuera de posición y otros que tienen que cambiarla varias veces en el mismo partido. Y aún así solo hemos encajado una derrota”, destaca.

Manu García prueba el remate en el duelo anterior entre el Alondras y el Betanzos.

Manu García prueba el remate en el duelo anterior entre el Alondras y el Betanzos. / Gonzalo Núñez

El mejor ejemplo de ello fue el choque del fin de semana ante la Sarriana, en el que el Alondras partió con un 4-4-2 de inicio para modificar el dibujo hasta en dos ocasiones, intercambiando piezas por la lesión de Jesús, los problemas físicos de varios jugadores o las necesidades del partido. Íker Villanueva comenzó de delantero para jugar después como carrilero y como lateral derecho.

15 puntos sobre el descenso

El extraordinario botín que tienen los cangueses les permite mirar desde lo alto la zona de descenso, de la que están separados en 15 puntos. Fernández ve aún margen de mejora en los suyos. “Creo que todavía no hemos tocado techo”, señala, pero no se sale del discurso de pensar única y exclusivamente en el siguiente partido. “Solo queremos pensar en el Arosa, en pasar unas buenas navidades, y en hacer después lo que queda de primera y una segunda vuelta con la misma mentalidad, sabiendo que es muy complicado”, afirma el técnico rojiblanco. Eso sí, Fernández no esconde que “las dinámicas pueden varias en algún momento, así que hay que aprovechar lo que dure esta buena racha”.

A los alondristas les restan cuatro partidos para cerrar la primera vuelta, cuatro duelos de mucha exigencia. El único de este año será el del Arosa, sexto clasificado, fuera del playoff, y equipo menos goleado de la categoría. Luego, ya en el mes de enero, el Alondras deberá rendir visita al líder de Tercera, el Bergantiños para posteriormente recibir a un Pontevedra B que es penúltimo y acabar en casa de otro coco, la UD Ourense, cuarta clasificada.

Vacaciones para recuperar efectivos

El parón de la Tercera RFEF ha permitido a Gonzalo Fernández dar una semana entera de vacaciones a su plantilla, una decisión que, no obstante, reconoce que no ha sido tomada tanto por convicción como por necesidad. “La idea era darla después del partido del Arosa, pero entre la selección gallega y las lesiones íbamos a tener a apenas cuatro o cinco jugadores para entrenar”, señala. Así, estos días vendrán como agua de mayo para una plantilla muy castigada por los problemas físicos.

Goitia y Félix, con la selección gallega

A los ausentes Félix y Goitia, con el combinado autonómico, se unen en la lista de bajas Jesús Varela, que sufrió una rotura fibrilar ante la Sarriana tras varias semanas forzando. Pablo García, Agujetas, Guille, Facu Moreyra y Yahvé también arrastran problemas físicos de diversa consideración, y otros como Ube también precisan de un descanso para poder tomar aire. Si todo va según lo previsto, las únicas bajas seguras de cara al encuentro ante el Arosa, último del año, son la ya conocida de Salgueiro, y la de Jesús Varela. Gonza Fernández confía en que el resto pueda llegar a tiempo para pelear por entrar en una convocatoria en la que también podrá volver Diego tras haber cumplido un partido de sanción.