Fútbol | Tercera RFEF

La enésima reinvención del Alondras

El conjunto cangués olvida sus problemas físicos para seguir en alza ante la Sarriana

Facu Moreyra, en una acción del duelo entre el Alondras y el Betanzos. |  // GONZALO NÚÑEZ

Facu Moreyra, en una acción del duelo entre el Alondras y el Betanzos. | // GONZALO NÚÑEZ / César Collarte

El Alondras visita esta tarde (17 horas, campo de A Ribela) a la Sarriana en lo que supondrá su enésima reinvención esta temporada por los problemas físicos que arrastra buena parte de su plantilla. El conjunto cangués quiere dejar aparte las dificultades para poder conformar un once de garantías tratando de aprovechar su excelente momento de forma, que le ha llevado a encadenar seis victorias y un empate en los últimos siete encuentros. “Es otro reto y otra situación que tenemos que sacar adelante”, resume el entrenador del cuadro rojiblanco, Gonzalo Fernández.

Salgueiro y Yahvé por lesión, y Diego por su expulsión ante el Betanzos son baja en los de O Morrazo, en una convocatoria en la que entran los futbolistas tocados durante la semana (Agujetas, Guille, Pablo García, Jesús o Facu Moreyra), si bien su presencia dependerá de su estado físico hoy. “Ha sido la peor semana en cuanto a planteamiento de partido, porque no tenemos muy claro con quién podemos contar”, reconoce el preparador de Oia. Eso sí, el hecho de que tras el duelo de hoy haya un parón competitivo de una semana provoca que la idea de muchos jugadores sea la de forzar la máquina para luego poder descansar antes del que será el último partido del año, el del Arosa el día 17.

La lista definitiva está formada por los porteros Esteban y Hugo; los defensas Jesús, Pablo García, Guille, Abel y Agujetas; Rocha, Óscar Martínez, Ube, Facu Moreyra, Mauro, Goitia y Félix; y los delanteros Fran Monroy, Íker Villanueva, Manu García y Manufre.

Confianza plena

Con todo, Fernández subraya su plena confianza en el rendimiento de su equipo, tal y como ha demostrado a la largo de una temporada en la que apenas ha podido contar con todos sus efectivos. “El equipo rinde juegue quien juegue. En ese aspecto no tengo miedo”, sentencia. La dinámica y la inercia positiva es el otro aspecto que alienta el optimismo de los cangueses, que han mostrado una camaleónica capacidad de adaptación a diferentes circunstancias y a las ausencias en su plantilla.

Los cangueses son colíderes con 25 puntos, los mismos que atesora el Bergantiños. La cosecha es más que fructífera en tan solo 12 partidos de campeonato. Seguir sumando es el objetivo para poder cerrar el año y posteriormente la primera vuelta con unos guarismos que permitan soñar. La permanencia sigue siendo el primer horizonte que se marca, pero si el rendimiento sigue igual podría quedarse incluso corta.