Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Tercera División

Un empate de complicada digestión

Rodríguez lamenta los dos puntos perdidos por el Alondras ante el Deportivo B

Óscar Martínez pugna por un balón con un jugador deportivista. | // CARLOS PARDELLAS

“Es un resultado difícil de digerir, porque habíamos trabajado muy bien la fase defensiva y teníamos el partido controlado”. Así de sincero se expresa José Antonio Rodríguez a la hora de analizar el 1-1 firmado a domicilio por el Alondras ante el Deportivo B en un encuentro que los locales equilibraron en el tiempo de descuento. “Es una pena, porque es un campo complicado, pero por cómo se puso el choque nos vamos con la sensación de haber perdido dos puntos”, admite.

Y es que para el preparador ourensano el partido transcurría por dónde querían los suyos. “En la primera parte tuvimos nuestro momento con balón y defendimos bien, aunque es cierto que en los últimos 20 minutos te embotellan un poco”, señala, antes de que en una de las últimas acciones del partido “despejamos un centro lateral, vuelve otra vez el balón y nos desajustamos, pagándolo con un gol en contra en el 93”.

Sin embargo, Rodríguez manifiesta que en el cómputo global de oportunidades de gol el Alondras salió vencedor. “Tuvimos una bastante clara de Mauro para poner el 0-2 y ellos únicamente tuvieron un remate tras córner en el que el balón se va al palo, justo después del 1-0”, recuerda. El filial deportivista, apunta, “intentaba jugar por fuera y buscaba centro y remate, pero nosotros estábamos bien plantados. Lo cierto es que no estaban pasando demasiadas cosas”. En la reanudación y en un duelo exigente en el apartado físico, Rodríguez asume que “nos faltó algo de frescura para decidir mejor en las transiciones”. Pero recalca que “si alguien debía ganar por las ocasiones creadas éramos nosotros”.

Rodríguez introdujo hasta cinco cambios en el once inicial con respecto al primer partido de Liga ante el Silva. Así, entraron Andrés bajo palos; Jesús, Óscar y Cacheda en el centro del campo; y Mauro en la punta del ataque. Por contra, se cayeron de esa alineación el meta Dadín junto al central Abel, el mediocentro Yahvé y los jugadores de banda Xoel y Hugo Sanmartín. El técnico alondrista deja ver que esto será una dinámica a lo largo de la temporada. “Cada partido es una historia. El del Silva no tenía nada que ver con este y este nada con el del Arteixo”, señala. Aclara que frente al Deportivo B “buscábamos jugadores de buen ritmo defensivo para poder estar juntitos y no desesperarnos. Sabíamos que en este campo en muchas ocasiones te toca estar sin balón porque ellos son un equipo que lo quiere”.

Pendientes del estado de Yahvé y Salgueiro

A pesar de estar prácticamente en el arranque liguero, la enfermería ya es uno de los centros de atención en el Alondras. La principal preocupación en el seno del club es el estado físico de Yahvé, lesionado en la rodilla en la primera jornada del campeonato. El veterano mediocentro continúa a la espera de que se le realice una resonancia magnética para conocer el alcance exacto de su dolencia y poder actuar en consecuencia. “Por el momento no hay nada concluyente”, afirma el entrenador del conjunto cangués.

El otro foco está situado en uno de los flamantes fichajes para esta campaña, Pablo Salgueiro, que aún no ha podido debutar por unos problemas de salud. En este caso José Antonio Rodríguez se muestra optimista y confía en contar con él en los próximos días para que vuelva a adquirir tono físico. Mientras tanto, Hugo Sanmartín ya entrena con sus compañeros tras haber superado las molestias que le impidieron participar en el duelo del sábado ante el Deportivo B. Y Landeira, que se había perdido el debut ante el Silva, ya entró en la lista de la pasada jornada, si bien no llegó a saltar al terreno de juego. El resto de efectivos de la primera plantilla están a disposición del técnico alondrista.

Compartir el artículo

stats