Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Filip Vujovic | Jugador de Nava y ex del Balonmán Cangas-Frigoríficos del Morrazo

“Si nos relajamos, el Cangas nos come”

“Veo a un equipo diferente, con una defensa abierta y más veloz”

Vujovic en el partido de Nava ante Quabit Guadalajara, defendido por Tito Díaz.

Vujovic en el partido de Nava ante Quabit Guadalajara, defendido por Tito Díaz. FdV

–Es la primera vez que regresa a O Gatañal desde su fichaje con el Nava. Supongo que el partido de mañana será especial para usted porque además sigue conservando vínculos muy estrechos con Cangas.

–Sí, es muy especial. Es que además ni siquiera tuve la oportunidad de despedirme de la gente por culpa de la pandemia y por la suspensión de la liga. Va a ser raro porque solo habrá 50 ó 60 personas en O Gatañal, pero seguro que van a dar mucha guerra.

–Los dos equipos llegan en una situación similar, después de haber sufrido un brote de Covid-19 que afectó a buena parte de sus plantillas y ahora con dificultades para retomar el nivel competitivo.

–Es verdad, pero hay que seguir adelante. Nos podemos estar quejando todos los días por este asunto, pero al final casi todos los equipos hemos pasado por lo mismo. Estamos viviendo una situación muy rara y no queda otra que levantarse para seguir adelante sea como sea. Nosotros llegamos a Cangas después de una racha de seis derrotas consecutivas [la última este miércoles contra Huesca, 23-28] y sabemos que el Frigoríficos será un rival muy complicado. Nosotros tenemos que ganar como sea para romper esa racha negativa.

–A principio de temporada todos apostaban que Nava estaría más arriba debido a la plantilla que han conseguido formar para este año. ¿Mantienen ese objetivo?

–Todo el mundo creía que íbamos a estar de media tabla para arriba y ese sigue siendo el objetivo. El equipo está trabajando y entrenando bien, aunque a veces parece que nos falta un punto de suerte en la cancha. Taambién es verdad que este año hay mucha gente nueva y al principio hay que adaptarse.

–Entre esas caras nuevas está usted. ¿Cómo está siendo su adaptación a su nuevo equipo, que parece guardar muchas similitudes con el Cangas?

–Nava es un pueblo mucho más pequeño que Cangas, pero tanto el club como la gente son muy familiares. A pesar de estar ahora en una situación complicada la gente no te presiona, sino que te apoya y te anima. En eso es igual que Cangas. Por ahora estoy jugando bastante, aunque para mañana soy duda debido a un problema en el gemelo que me ha impedido jugar los dos últimos partidos. Me siento cómodo y los veteranos me están ayudando mucho.

–El hecho de tener a dos ex del Cangas como Yeray Lamariano y Adrián Rosales supongo que también habrá sido una ayuda.

–¡Sí, parece que los conozco de toda la vida! La verdad es que me adapté bastante rápido y bien. Saber que al sitio al que vas hay gente de los “tuyos” es una ayuda y facilita mucho las cosas..

–¿Cómo ve al Cangas de esta temporada?

–Veo a un equipo diferente al de años anteriores, con una defensa más abierta. También es un equipo más joven y que intenta jugar más rápido. Pero siguen teniendo a un grupo de veteranos con una experiencia brutal, como Dani Cerqueira, Javi Díaz... ¡y mi papá! [risas, en alusión al también montenegrino Alen Muratovic]. Si nos relajamos nos van a comer.

–¿Cuál es su pronóstico para el partido del sábado?

–Los dos equipos estamos sufriendo mucho y va a ser muy igualado, con defensas muy duras por parte de ambos. Además está O Gatañal, que es como el octavo jugador.

–Para usted será raro jugar en un Gatañal con tan poco público. Equipos como Cangas y Nava echan de menos precisamente el empuje de su afición.

–Sí, los dos equipos tenemos esa desventaja. Somos equipos que siempre llenamos nuestras pistas y a los que resulta muy difícil ganarles en casa. En nuestro caso perdimos algunos partidos en los que si hubiese gente en la pista estoy seguro de que el resultado sería diferente. En Cangas al menos aún pueden entrar 50 ó 60 personas porque en nuestro caso los partidos son a puerta cerrada, sin nada de público.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats