Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Supercopa y Copa de Galicia

Frigoríficos y Porriño, supercampeones

Los dos equipos revalidaron el título logrado hace un año tras vencer al Cisne Los Sauces y Mecalia Guardés

El Frigoríficos del Morrazo Construcciones Castro, Cisne Colegio Los Sauces, Conservas Orbe Rubensa Porriño y Mecalia Guardés posan en una foto conjunta al final de la Supercopa de Galicia en O Gatañal. |

La gran fiesta del balonmano gallego concluyó ayer en el pabellón de O Gatañal. El broche a tres días de competición llegó con las finales de la Supercopa y Copa de Galicia. El Frigoríficos del Morrazo-Construcciones Castro y el Conservas Orbe Rubensa Porriño se proclamaron supercampeones en las categorías masculina y femenina, en las que derrotaron al Cisne Colegio Los Sauces y al Mecalia Guardés (35-34 y 20-24 respectivamente). Los dos equipos renuevan su hegemonía en Galicia y suman su segunda supercopa consecutiva.

El pivote del Cangas, Alberto Martín, en una acción ayer ante el Cisne. | // SANTOS ÁLVAREZ

La final masculina enfrentaba a los únicos representantes gallegos en la Liga Sacyr Asobal, que medían sus sensaciones y estado de preparación a una semana de que comience la competición. El encuentro resultó entretenido y emocionante, con un Frigoríficos del Morrazo que fue de menos a más. Durante la semana el entrenador del Frigoríficos del Morrazo, Nacho Moyano, decía que la competitividad también se entrena y ayer los dos equipos demostraron que en ese sentido están en el buen camino. Fue un duelo que por intensidad y ganas distó mucho de ser un amistoso.

El Cangas, que jugaba como local, empezó mandando con un parcial de salida de 3-0. A ese efervescente arranque respondió enseguida el Cisne y se puso por delante, forzando a Nacho Moyano a solicitar un tiempo muerto con un 6-8 en el electrónico. Al Frigoríficos le costaba defender y los pontevedreses llegaron a gozar de una renta de tres goles (14-17, min.24). No obstante, al descanso quedó reducida a solo un tanto (18-19).

El sistema defensivo 6.0 del conjunto de O Morrazo funcionó mucho mejor en el segundo tiempo, sobre todo porque también aumentó la intensidad con la que se emplearon los jugadores locales. El Cisne tuvo de nuevo una máxima de tres tantos (24-27, min.42), pero la afición de O Gatañal también se puso a punto para la nueva temporada y empujó a los suyos.

La afición de O Gatañal, ayer durante las finales de la Supercopa de Galicia. | // S. ÁLVAREZ

El Cangas había conseguido cambiar la dinámica del encuentro y afrontó los últimos minutos con un 33-30 a favor. Solo los rápidos saques de centro y contragoles del Cisne lograron mantener la tensión y la emoción hasta el 35-34 definitivo.

El mejor jugador de la final fue Brais González, del Frigoríficos, que demostró que pese a la lesión que le mantuvo sin jugar desde el primer partido de la pretemporada llega al inicio de liga en un excelente estado. El joven primera línea es uno de los llamados a dar un paso al frente este año en el Cangas.

El jugador del Frigoríficos del Morrazo Brais González fue el MVP de la final de la Supercopa de Galicia.

El jugador del Frigoríficos del Morrazo Brais González fue el MVP de la final de la Supercopa de Galicia. F.M.

Previamente se jugó la final de la supercopa femenina, para la que se clasificaron directamente el Mecalia Guardés y el Conservas Orbe Rubensa Porriño. Las de A Guarda llegaban con numerosas bajas y con el cansancio acumulado de jugar dos encuentros amistosos el viernes y el sábado en León. El Porriño enseguida se puso con un 1-4 en el electrónico, aunque el Mecalia fue capaz de reaccionar para igualar el marcador (7-7, min.20). En el tramo final del primer periodo las jugadoras de Isma Martínez abrieron de nuevo un hueco, para irse a los vestuarios 9-11.

El arranque del segundo tiempo fue determinante y el Conservas Orbe Rubensa Porriño continuó abriendo hueco en el electrónico, dejando al equipo de Abel Martínez sin apenas opciones. Las porriñesas encararon los últimos diez minutos con una renta de cinco goles (15-20) y ya no se les escapó el triunfo. El reconocimiento a la mejor jugadora del encuentro fue para Carmen Prelchi, del Porriño.

Las jugadoras del Conservas Orbe Rubensa Porriño celebran la Supercopa de Galicia en O Gatañal. FGB

Copa de Galicia

La otra competición disputada era la Copa Galicia, en la que el Porriño estuvo a punto de hacer un pleno. En la femenina ganó 36-30 al Oliveira&Faro Saeplast Cañiza, mientras que en la masculina perdió por la mínima ante el Lavadores (33-32). Los porriñeses tuvieron la oportunidad de empatar el encuentro en la última jugada, con un lanzamiento de siete metros con el tiempo ya cumplido. Pero el lanzamiento de Fernando Mosquera, que llevaba diez goles, se estrelló contra el palo. El mejor jugador del partido fue Diego Pérez (Lavadores).

El Rubensa Porriño sí que ganó la final femenina, revalidando el título conquistado hace un año también en O Gatañal. El encuentro, a pesar de lo que pueda indicar el electrónico, estuvo muy parejo. Después del intercambio inicial de goles las porriñesas se escaparon en el marcador (14-9), una renta que quedó reducida a dos antes del descanso (17-15).

El Saeplast Cañiza se resistió a entregar el encuentro en la segunda parte y llegó a los últimos minutos con solo tres goles abajo (31-28). La remontada exigía tomar riesgos y en esas circunstancias el Rubensa Porriño supo sentenciar el duelo. El reconocimiento como mejor jugadora de la final fue para Marta Groba (Porriño).

Compartir el artículo

stats