Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Atletismo- Campeonato de España sub 16

Celeste por herencia

Mar Simón, que reside en Suiza, compite en el Atletismo Femenino Celta para fortalecer el vínculo con sus raíces paternas

Mar Simón en plena competición de martillo. Cedida

Mar Simón Carreño, una joven promesa de lanzamientos que luce la camiseta del Atletismo Femenino Celta, viene de firmar en el Campeonato de España sub 16 de Avilés sus mejores registros en competición en España. A sus 14 años, una plata en martillo (43,11 metros) y un cuarto puesto en disco (41,20) son la valiosa cosecha de la atleta, que posee la doble nacionalidad –española y suiza– y que viste los colores celestes para mantener su vínculo con sus raíces paternas.

Llegó a Avilés como una de las grandes incógnitas del campeonato y se va con la confirmación de su talento y de su prometedor futuro. Nacida en Canarias y residente en Suiza, su vinculación con el A. F. Celta se debe al amor de Manuel Anxo Simón, su padre, por sus orígenes. “Yo soy gallego, emigré a Canarias, donde estuve siete años en Fuerteventura y siete en Lanzarote”, explica. Desde allí se mudó a Berna, en Suiza, “cuando Mar tenía unos 5 años”.

Además, Mar Simón tiene un hermano por parte de padre, Manuel Anxo Simón Alonso, que también posee un gran talento para los lanzamientos. Actualmente estudia en Madrid y milita en la Sociedad Gimnástica de Pontevedra. “Mar es del A. F. Celta porque yo soy de Arbo y aficionado del Celta de fútbol de toda la vida. Lo sigo siendo, pero en la distancia”, reconoce. Pero su pasión por el atletismo se la debe, sobre todo, a su hijo mayor. “Ella no hace atletismo por ser del Celta, sino por su hermano. Lo vio en el Europeo Sub 18, en Hungría, en 2018. Fuimos a verlo y se quedó tan asombrada que me dijo que quería hacer lo que su hermano”, dice Manuel Simón. “Ella tenía 10 años de aquella, así que le compré una jabalina, un disco y una bola de peso. Ahí empezó”, prosigue. “La jabalina no le gustó, pero en el peso y en el disco es muy buena, y después se metió en martillo, bueno casi que le obligué yo a que lo hiciera, pero es que también es buena”, añade orgulloso.

De hecho, es el propio Manuel Anxo el que se encarga de sus entrenamientos en disco, aunque para la disciplina de martillo “tiene otro entrenador”. “Este año hemos empezado también en el gimnasio para hacer pesas y una serie de ejercicios para ganar fuerza”, puntualiza.

“A veces hablaba sobre el sueño de ir a unos Juegos Olímpicos y que le gustaría que fuese por España; aunque vive en Suiza, le atrae más lo de España porque aquí también hay más competencia, allí no hay niñas. Llevamos tres años compitiendo allí y siempre se ha medido a lanzadoras de 18 o 20 años, y aun así les gana a muchas; en cambio aquí en España hay más competencia”, desvela.

Mar Simón con su padre, tras el Nacional de Avilés.

Mar Simón con su padre, tras el Nacional de Avilés. Cedida

Además, en Vigo existe una importante factoría de lanzadores, la mayoría en manos de José Manuel Hermida, al que califica como “un súper entrenador que tiene muy buenos atletas”. “No hemos coincidido mucho con ellos porque estamos fuera, pero en Navidades, por ejemplo, sí que estuvimos aquí y fuimos a entrenar con ellos. También fuimos al Campeonato de España de lanzamientos de invierno, en Castellón; mucho contacto no tenemos, pero cuando podemos sí que hacemos por coincidir con ellos”, reconoce.

Aunque su hijo mayor se siente canario, reconoce que Mar es “una mezcla”, por lo que también le enseña a hablar gallego. En su infancia también él practicó algo de atletismo (“longitud, triple salto y vallas”) pero en edad escolar, sin estar federado. “Mi deporte siempre fue el balonmano, me tiré 13 o 14 años jugando”, subraya.

Su primogénito, por su parte, empezó en el fútbol, pero “no era muy ágil”, reconoce. “Cuando lo quisieron cambiar de equipo yo le aconsejé que se metiera en atletismo. Sobre todo en lanzamientos, porque con 8 o 9 años me ganaba a mí lanzando piedras al río, en Arbo. Él las ponía en Portugal y yo no era capaz de llegar ni la mitad del río”, bromea.

Este fin de semana la familia se volverá a reunir de nuevo en Vigo. El deporte sirve para alimentar el vínculo entre hermanos, pese a la distancia. Mar y su padre recorren esos días la zona norte de Galicia en autocaravana, tras partir de Avilés, donde disputó el Nacional. El viernes llegarán a la ciudad olívica, donde se quedarán un par de semanas. “Gracias al deporte tienen contacto casi diario. Mi hijo es autodidacta prácticamente y él también nos aconseja a mi hija y a mí. Nos mandamos vídeos y nos damos consejos y nos corregimos. Ahora cuando nos veamos en verano ya tenemos organizados algunos entrenamientos y un viaje a Leiría (Portugal) para ir a lanzar juntos; siempre estamos en contacto”, explica Simón.

Mar con su hermano Manuel Anxo, también atleta.

Mar con su hermano Manuel Anxo, también atleta. Cedida

Mar Simón pertenece en Suiza al mismo club que Mujinga Kambundji, campeona de mundo de 60 metros de pista cubierta, aunque reconoce que allí los lanzamientos no están muy potenciados. “Aunque en martillo posee mejores resultados allá, la competencia es inferior a la que encuentra aquí”.

En Avilés, se quedó a las puertas de la medalla en disco, que es su disciplina preferida. “Llegó con la quinta mejor marca en martillo y la séptima en disco. Le veía posibilidades en martillo; nunca llegué a pensar que cogería medalla, pero compitió fantásticamente”, reconoce su padre. “El balance está muy bien y el año que viene esperamos que pueda ganar en las dos disciplinas”, anuncia.

Recientemente, Mar Simón disputó el campeonato de Galicia de lanzamientos, en A Coruña, y ganó el oro en ambas disciplinas. “No ganó en peso también, donde también es muy buena, porque está limitado el número de disciplinas donde te puedes anotar, que son dos; si pudiera estar en tres, creo que tendría medalla también en peso”, anuncia. Una vez en Vigo aprovechará para seguir entrenando porque la temporada para ella en su país de residencia no ha finalizado y cerrará el curso en el campeonato de Suiza, programado para finales del mes de agosto.

También ven un poco más allá y confían en que en octubre la Federación Gallega de Atletismo la convoque para el Campeonato de España de Federaciones. “Si la llaman estaremos encantados de venir”, dice Manuel Anxo Simón.

Compartir el artículo

stats