Una vida plena, una muerte dolorosa, un final apropiado. Fran Teixeira, gigante del balonmano gallego, falleció el martes 31 de agosto de 2021. El viernes anterior, justo antes de encarar su clausura, había acudido a un concierto de Los Secretos con el amor de su vida, su mujer, Salomé. Se fue sabiéndose admirado, reconocido como leyenda en varios actos. Su magisterio prosigue en su ausencia. El Cine Teatro Salesianos de Vigo acoge hoy, a partir de las 20.30 horas, una gala contra el cáncer. Esa fue su última batalla. Habrá actuaciones, discursos, donaciones. Teixeira estará presente.

El entrenador vigués sufrió cáncer de colon durante cuatro años. A la lucha contra esta dolencia específica se dedica internacionalmente el día. “Él decía que si se curaba, una de las cosas que quería hacer era ayudar a dar visibilidad a todo esto. Por desgracia él no puede, pero estamos nosotros y vamos a intentar hacerlo”, argumenta su hijo Adrián.

Teixeira dirigió a Santa Cristina, Lavadores, Teucro, Octavio, Sporting de Lisboa... Sobre todo, al Chapela en dos etapas. La segunda, durante más de una década, que se prolongó incluso estando ya gravemente enfermo. Apenas se perdió partidos, aunque saliese de quimioterapia o tuviese que acudir con la bolsa de colostomía. Solo renunció en lo que iba a ser su último verano. Esa pasión por el balonmano ha completado su inmensa biografía.

“Los días posteriores al funeral, que en principio iban a ser los más duros o al menos momentos muy difíciles y extraños, estuvimos en una especie de nube de orgullo”, agradece Adrián. “Te esperas apoyo más local, de jugadores de la última etapa y así. Fue una verdadera pasada. Recibimos mensajes de toda España. Yo recibí llamadas de Portugal, Polonia, Argentina, de todo el mundo. Fue una barbaridad la repercusión en las redes sociales, en la prensa local, nacional, portuguesa... Incluso en prensa de habla inglesa. Nos lo tomamos como un último gran homenaje. Fue un final bonito. Tuvo la suerte de ir con mi madre a ese concierto y de recibir el cariño de todo el mundo. Seguimos estando alucinados”.

Cartel anunciador de la gala.

El 4 de febrero, con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, la empresa de confección Rei Zentolo puso a la venta camisetas con la efigie de Teixeira y una leyenda: “Lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad”. Adrián Teixeira explicaba entonces: “En una fecha tan señalada, mi familia y yo cumplimos el deseo que mi padre no pudo realizar, ayudar a las personas que, como él, padecen esta maldita enfermedad”. Dos meses después, en otra fecha de concienciación, todo lo recaudado con la venta de esas prendas será entregado a la Asociación Española Contra el Cáncer. “Rei Zentolo se volcó muchísimo. Mi padre era una persona conocida, importante en el deporte, y a la asociación le ayuda a tener repercusión”, conviene Adrián.

Si bien la familia había pensado en un acto más pequeño, ha sido la Asociación Española Contra el Cáncer la que ha contribuido a impulsar y organizar la gala de hoy en Salesianos, en la que también colabora Rodosa. El grupo musical Broken Peach cantará varias canciones. Intervendrán el alcalde, Abel Caballero; el deputado de Deportes, Gorka Gómez; el presidente de la Federación Gallega de Balonmano, Bruno López, y el presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer en Vigo, Martín Lázaro. Se emitirá un vídeo sobre Teixeira y se escenificará la entrega del cheque, en un acto presentado por el periodista Rafa Valero.