14 de agosto de 2017
14.08.2017
traineras - Eusko Label Liga

Tirán Pereira cierra un fin de semana para olvidar

Fue penúltima en Ondarroa y se centra ya en la preparación para La Concha

14.08.2017 | 01:36
La trainera de Tirán Pereira, ayer, en el campo de regatas de Ondarroa. // Cortesía El Correo

Tirán Pereira cerró el que ha sido quizás su fin de semana más flojo de la temporada. Ayer fue penúltima en la XXXIII Bandera de Ondarroa, en la que se quedó descolgada del resto de sus rivales ya en el primer largo. Los moañeses remaban por la calle uno, la misma en la que en la tanda anterior Astillero había sufrido lo indecible. "La calle no influyó. Cuando hay un equipo que luego casi gana la bandera remando por el mismo lugar [Hondarribia] el problema no es la calle", afirmaba contundente y con total sinceridad el patrón de la Mar do Con, David Álvarez. El triunfo final en la regata fue para Urdaibai Avia, que vuelve asestar un nuevo golpe a Hondarribia y está ya muy cerca de sumar su segunda liga consecutiva.

El triunfo en la primera tanda fue para San Pedro, que en el último largo fue capaz de superar a Ares, que ayer se desquitó de su mala suerte del sábado y acabó en una octava plaza que prácticamente le garantiza eludir el último puesto de la liga, que condena al descenso automático. Ese castigo parece que este año le corresponderá a Astillero, que ayer volvió a ser última y muy lejos del resto de rivales.

La segunda tanda volvió a reunir a Tirán Pereira, Zierbena Bahías Bizkaia, San Juan Sumelec y Ondarroa. El barco local salió con mucha fuerza, pero poco a poco se fue desinflando y Zierbena se puso proa de la regata. Tirán tuvo problemas desde el primer momento y ya realizó la primera ciaboga a más de seis segundos. La desventaja fue aumentando progresivamente en el resto de largos y acabó a más de 25 segundos de Zierbena. "La regata del sábado en Hondarribia fue muy dura y hoy [por ayer] lo pagamos. Se nota además que los rivales están afinando en su preparación porque queda poco para el momento clave de la temporada", explicaba David Álvarez.

Ese momento clave es la clasificatoria de La Concha. Desde Tirán mantienen la confianza en el trabajo que están realizando y se muestran confiados de cara a las próximas semanas. "Solo hay que ver los resultados de los años anteriores, éste suele ser nuestro peor fin de semana. Nuestro pico de forma está pensado para un poco más adelante", apuntan desde la tripulación. Justo para La Concha y para el fin de semana en el que la liga regrese a Galicia, con regata en Moaña el 26 de agosto.

La tripulación tiene asumido que el objetivo principal en la Eusko Label Liga está conseguido, que es la permanencia y estar entre los siete primeros. Ahora tendrá que pelear con Ondarroa, que eayer se acercó a solo dos puntos, e intentar pelear por la sexta plaza con San Juan Sumelec.

En la cabeza de la clasificación un fin de semana más se vuelve a repetir la historia: un duelo cerrado entre Urdaibai y Hondarribia. Ayer estuvieron prácticamente toda la regata en el mismo segundo, remando además por calles contiguas y ofreciendo una lucha espectacular. Orio estaba muy cerca, pero al igual que el sábado le pasó a Ares y antes a Tirán, en la tercera ciaboga enganchó un remo y perdió unos diez segundos.

La bandera fue para la Bou Bizkaia, que en los últimos 500 metros consiguió abrir un hueco de entre dos y tres segundos con Hondarribia. Es la tercera victoria consecutiva para los de Bermeo, que ahora aventajan en cinco puntos a la Ama Guadalupekoa y acarician el título de liga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes