Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Celta comunica al canterano Yelko Pino que rescindirá su contrato

El joven atacante jugó cedido los últimos cinco meses en el Queen's Park Rangers

Nolito y Yelko Pino corren sobre el césped de A Madroa durante la pasada pretemporada. // Adrián Irago

Nolito y Yelko Pino corren sobre el césped de A Madroa durante la pasada pretemporada. // Adrián Irago

Yelko Pino tiene las horas contadas como jugador del Celta. El club vigués ha comunicado al atacante canterano su decisión de rescindir de forma unilateral su contrato. Aunque el Celta aún no ha hecho efectiva su decisión, su representante, Eugenio Botas, ha sido informado de que no hay vuelta de hoja y le busca ya acomodo en un nuevo equipo. El Celta ha decidido dar carpetazo a su relación con Pino, una de las más firmes promesas de la cantera de A Madroa, después del que el joven atacante, de 19 años, se declarase en rebeldía el pasado verano al exigir plaza y dorsal en el primer equipo en contra de la opinión del técnico, Eduardo Berizzo, que no lo consideraba preparado para dar este importante paso.

En contra del criterio del técnico y desoyendo el consejo del club, Pino se amparó en una cláusula de su contrato que especificaba que tendría ficha con el primer equipo a partir de la temporada que acaba de concluir. La idea del club, sin embargo, era que el inexperto atacante, que apenas contaba con una breve experiencia con el filial en Segunda División B, jugase con el Celta B y se entrenase a las órdenes de Berizzo con la primera plantilla para ir disponiendo de oportunidades en relación con su progresión futbolística.

La negativa de Pino a jugar en el filial precipitó los acontecimientos. Pese no haber cubierto las 25 plazas disponibles, el Celta se alineó con la tesis del técnico de que el joven internacional no estaba maduro para jugar en la primera plantilla y comunicó al chico que no cumpliría con sus exigencias. La única solución viable era una cesión, que el club dejó en manos del representante del jugador.

Pero las opciones de Pino eran limitadas. Descartada al Segunda B española, en la que el jugador se había negado a jugar con el Celta y sin posibilidades, por su inexperiencia, de encontrar acomodo en Segunda A, donde el oficio acostumbra a prevalecer sobre el talento, la First División fue su primer y fugaz destino. Lo acogió el Swindon Town, pero el club inglés tenía ya cubiertas todas las fichas y no podía ofrecerle la oportunidad de competir hasta el mes de enero. Para colmo de males, el equipo inglés cambió de técnico y el nuevo entrenador descartó hacerle ficha. Después de varios meses entrenándose sin competir, Pino se mudó en el pasado mercado de invierno al Queen's Park Rangers, de la Championship, la Segunda División inglesa, pero no al primero equip sino al conjunto promesa, donde ha estado jugando hasta la fecha. A estas alturas, la relación con el Celta estaba ya rota y ni el jugador ni el club dieron muestras de recomponer los pedazos. Hace un par de meses el club vigués decidió que lo mejor era rescindir su contrato y recientemente se lo ha comunicado formalmente a su representante, que ya le busca nuevo equipo.

Hace unos meses el presidente Carlos Mouriño reconoció que el club se equivocó al plasmar por contrato que Pino tuviese ficha con el primer equipo sin contar con la experiencia necesaria.

Compartir el artículo

stats