25 de junio de 2014
25.06.2014

La versión más cutre de Inglaterra

Costa Rica cierra la primera fase invicta al empatar con el equipo de Hodgson

25.06.2014 | 07:48
Gerrard consuela a Rooney al finalizar el partido.

Inglaterra se despidió del Mundial con un empate frente a Costa Rica (0-0), la revelación del torneo que se metió a octavos de final como líder del grupo D.

Los ingleses querían resarcir su honor con una victoria simbólica, regalar a sus seguidores los primeros tres puntos después de quedar eliminados a las primeras de cambio.

Pero se toparon con una Costa Rica que juega con una ambición y una confianza formidable, dirigida en el banquillo por un trotamundos del fútbol que ha sido capaz de sacar lo mejor de sus jugadores.

Roy Hodgson apostó por realizar cambios en el once titular, con la idea de que ninguno de sus muchachos regresara a casa sin haber tenido algún minuto en el torneo.

El resultado fue una alineación inédita con jugadores jóvenes que representan el futuro del fútbol inglés, bajo la batuta del veterano Frank Lampard, que llevó el brazalete de capitán en el que probablemente fue su último partido con Inglaterra. Los cambios no sirvieron para que Inglaterra controlara el partido. Jack Wilshere y Ross Barkley bregaron con los centrocampistas de Costa Rica, muy bien posicionados y con un estupendo criterio a la hora de mover el balón. Y la zaga sufrió constantemente para controlar los eléctricos movimientos de Joel Campbell.

A los dos minutos de juego, Campbell casi sorprende al arquero Ben Foster con un disparo que desvió un defensa. Unos minutos más tarde, la manopla del guardameta del West Bromwich evitó el primer gol tras un colocado lanzamiento de falta de Celso Borges.

En el ataque inglés, solo Sturridge incordió por momentos a los defensas costarricenses. Sobre el cuarto de hora, conectó un disparo desde el arco del área que salió fregando el palo del arco de Keylor Navas, muy poco exigido en el primer tiempo.

Después del descanso, Inglaterra apretó en busca del gol, pero lo hizo con más ímpetu que juicio. La línea defensiva de cinco hombres de Costa Rica parecía un muro infranqueable para el conjunto europeo.

Con la mirada puesta en el cruce de octavos, el colombiano Jorge Luis Pinto, seleccionador de Costa Rica, sentó a Campbell en el banquillo y dio entrada a Christian Bolaños, el otro delantero titular, que tuvo algunos minutos de descanso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine