Redondela presume de reforma urbana

La humanización de la praza da Fonte do Mouro y la calle Picota gana un premio Gran de Area | El jurado del Colexio de Arquitectos destaca el diseño y el criterio de la sostenibilidad

Imagen de la praza da Fonte do Mouro de Redondela tras su reforma, que ha sido premiada por el Colexio de Arquitectos de Galicia.  // FdV

Imagen de la praza da Fonte do Mouro de Redondela tras su reforma, que ha sido premiada por el Colexio de Arquitectos de Galicia. // FdV / Antonio Pinacho

Antonio Pinacho

Antonio Pinacho

El espectacular cambio de imagen que ofrece la praza da Fonte do Mouro y la calle Picota, en el casco antiguo de Redondela, ha logrado el reconocimiento de los profesionales de la arquitectura. Esta reforma urbana, realizada el pasado año con un presupuesto de 849.254 euros, ha ganado uno de los premios Gran de Area del Colexio de Arquitectos de Galicia en las provincias de Pontevedra y Ourense, con los que se reconoce el trabajo de arquitectos, promotores, aparejadores y constructores en las obras y proyectos de calidad desarrollados en el sur de Galicia.

El jurado de la convocatoria, a la que se presentaron un total de 71 propuestas, destaca de la humanización realizada en Redondela “la urbanización y recuperación de un espacio público modelando la topografía y gestionando las aguas pluviales”. También valora “el diseño, el cuidado en los encuentros con lo edificado, así como el uso de la ecología y la sostenibilidad como criterios rectores de la propuesta”. El resultado de la actuación, diseñada por la arquitecta María Fandiño Igrexas, ofrece un jardín público en un espacio urbano “que crea pequeñas plazas accesibles resolviendo la topografía”.

La reforma de estos espacios del casco antiguo abarca todo el tramo desde el viaducto del ferrocarril de Pontevedra hasta la capilla de Santa Mariña, situada en la entrada de la localidad por la carretera N-550. El diseño pretendía mejorar la accesibilidad y la seguridad del tránsito peatonal, puesto que se trata de un trazado que forma parte del Camino de Santiago a su paso por el casco urbano de Redondela.

La actuación, en la que se invirtieron 849.254 euros, fue financiado en un 75% por la Diputación mediante el plan ReacPon, mientras que el 25% restante lo aportó el Concello.