Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Utilizan tecnología 3D para explorar el castro de Panxón al no poder excavarlo

El yacimiento está en una finca privada y los arqueólogos que analizan los restos destapados por los temporales han recurrido a la fotogrametría para trazar su muralla y construcciones

El derrumbe de tierra donde aparecieron miles de restos castrexos y romanos. Árbore Arqueoloxía

Es prácticamente imposible excavar el poblado que dio origen a la localidad de Panxón al ubicarse en una propiedad privada. Pero hay fórmulas para conocer más datos sobre el castro que se estableció en la Edad de Hierro entre lo que hoy es el puerto y la playa de A Madorra y el Concello de Nigrán las va a utilizar. Los arqueólogos contratados para analizar los miles de restos castrexos y romanos que los últimos temporales dejaron a la vista en la zona recurren a la tecnología 3D para buscar pistas sobre la configuración del asentamiento.

Finaliza la prospección de urgencia para recoger piezas que los temporales han sacado a la luz

decoration

A través de fotogrametría –imágenes, aéreas en este caso, superpuestas entre ellas al 50-60% para elaborar un modelo en tres dimensiones–, elaboran ortofotos del promontorio que marcan los distintos niveles del terreno, a modo de levantamiento topográfico, y permiten delimitar elementos como la muralla que protegía el recinto o su extensión, 3.700 metros cuadrados.

Ortofoto del promontorio donde se ubica el asentamiento castrexo y romano que permitirá delimitar la muralla y construcciones. Árbore Arqueoloxía

Conforme avance la investigación, tratarán de desvelar algo más sobre la distribución de las construcciones si es posible. “É unha ferramenta moi útil”, explica Nerea Vilariño, una de las investigadoras de Árbore Arqueoloxía, la empresa que se encarga de los trabajos, especialmente en este caso de urgencia. “O mar está levando información valiosísima que debemos conservar dalgún xeito”, señala.

castro madorra W Hugo Barreiro

Ningún experto duda de que Panxón fue una gran villa romana. Así lo atestiguan importantes hallazgos a lo largo de las últimas décadas como el ara a Mercurio localizada en la playa de A Madorra, el taller de alfarería descubierto unos metros tierra adentro en la finca que alberga una residencia de la tercera edad o el mosaico del siglo III que por fin ha emprendido el viaje de regreso a casa tras aparecer por casualidad en una galería de antigüedades de Nueva York.

Una de las arqueólogas muestra una pieza cerámica de las que se estudiarán. Cedida

La evolución urbanística del principal núcleo turístico de Nigrán impide investigar a fondo los yacimientos, pero las recientes marejadas e intensas lluvias han ofrecido una oportunidad al desprender 360 metros cuadrados de tierra en la cara noroeste de la península donde se asentó el castro, en un acantilado situado en el dominio marítimo-terrestre en el que sí puede intervenir la Administración.

Fragmentos de cerámica, molinos y huesos

El Ayuntamiento solicitó a la Dirección Xeral de Patrimonio una prospección de emergencia con el fin recoger una selección de esas piezas para su análisis y conservación. El organismo de la Xunta autorizó la intervención en apenas una semana y los arqueólogos han concluido ya el acopio de materiales. Han encontrado fragmentos de cerámica de distintas épocas y calidades, fundamentalmente tejas y ánforas, molinos romanos y castrexos de piedra e incluso huesos de animales domésticos y espinas de pescado. “O sorprendente deste achado é a cantidade inxente de pezas, non a singularidade das mesmas, que aparecen sen realizar o mínimo esforzo”, indica Vilariño.

Las piezas seleccionadas serán enviadas a analizar a laboratorios y a expertos en cerámica con el fin de acotar con mayor exactitud el período de tiempo en que el castro y posterior villa romana estuvieron habitados. En la actualidad su ocupación se sitúa entre los siglos III antes de Cristo y VI-V de nuestra era.

“Temos a oportunidade de coñecer máis sobre o noso pasado romano e castrexo, o que nos permitirá promocionar e divulgar mellor a importancia de Panxón, máxime cando estamos a piques de recibir o famoso mosaico do muxo”, destaca el alcalde, Juan González. La fase final del estudio consistitirá en la elaboración de un informe y su posterior entrega, con las piezas clasificadas, al Museo de Pontevedra.

Compartir el artículo

stats