Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Okupas armados atemorizan al vecindario de un edificio en Ponteareas

La propietaria ya ha denunciado los hechos ante el juzgado y advierte de que se ha producido una agresión sexual a una menor en el interior del piso

Piso okupado, en la calle Lamazanes de Ponteareas. | // D.P.

Los vecinos de un edificio localizado en la calle Lamazanes de Ponteareas están viviendo un verdadero calvario desde que hace un mes unos okupas se instalaron en el piso de María, una ponteareana que tenía alquilada la vivienda cuando se apropiaron de ella. Armados y con un largo historial policial, tienen atemorizado a todo el vecindario, al que han amenazado con catanas e incluso pistolas, según aseguran. “Dijeron que si alguien entraba le abrirían en canal y le clavarían cuatro cuchilladas en el pecho”, asegura María, que ha denunciado los hechos ante la justicia.

Tanto la Policía Local como la Guardia Civil están al tanto de la situación, pero al tratarse de una okupación “están atados de pies y manos”, lamenta María, que dice que el cabecilla es un viejo conocido de los cuerpos y fuerzas de seguridad de Ponteareas, pues esta es la decimoctava vivienda que invade.

Además de la complicada situación en la que se encuentra la propietaria, que ha tenido que renunciar a una plaza en la Administración pública en Madrid por no poder hacer frente a los gastos de residencia al no poder alquilar el piso que tiene okupado, y que además está al cargo de una persona con una discapacidad del 65%; también el resto del vecindario padece las amenazas de los dos hombres que viven en su piso. De hecho, los vecinos que están alquilados planean irse del edificio.

Otro hecho gravísimo del que ha tenido conocimiento María es la presunta agresión sexual a una adolescente de 16 años el pasado lunes de Corpus en dicho piso. “Otras niñas llamaban a las puertas de los vecinos para que les socorrieran y nadie les abrió para ayudarles por temor a los okupas”, denuncia la propietaria del piso invadido, pidiendo mayor implicación por parte del Concello de Ponteareas, pues el asunto ha dejado de ser privado para convertirse en un problema de seguridad pública. En este sentido, advierte que el edificio se localiza detrás de los institutos de la villa del Tea.

Compartir el artículo

stats