Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ferri que une A Guarda y Camiña no estará operativo al menos hasta 2023

Portos de Galicia trabaja en el estudio técnico para la reparación necesaria del pantalán afectado | La intervención costará unos 300.000 euros y los plazos son aproximados

El pantalán del ferri en A Guarda, inoperativo. / FDV

Duro golpe para los municipios de A Guarda y Camiña. Y es que el ferri que une ambos municipios no estará operativo al menos hasta 2023. Es lo que le trasladó la presidente de Portos de Galicia a los responsables municipales de A Guarda y Camiña en una reunión reciente. Y es que el muelle de atraque, en el municipio gallego, necesita una reparación para permitir el acceso de vehículos a la embarcación. Una reforma que tiene un coste aproximado de unos 300.000 euros, tal y como les trasladó la responsable autonómica. La idea es redactar el proyecto este año y ejecutar las obras en 2023. Es decir, de la reunión no salió una solución a corto plazo.

Los problemas en el muelle guardés son graves, sin haber posibilidad alguna de que el ferri atraque en el lado gallego con un mínimo de seguridad. En estas condiciones no es posible obtener autorización de las autoridades marítimas y fluviales para permitir el servicio. El problema por tanto es complejo y trasciende el municipio de A Guarda. Hay que tener en cuenta que el ferri lo utilizaban a diario no solo visitantes y turistas, sino también vecinos que viven en un lado del río Miño y trabajan en el otro. La Xunta activará este verano una embarcación eléctrica para todos los viajeros con unas doce plazas. “Son muy pocas vacantes para cubrir un servicio como este”, reconoce el alcalde de A Guarda, Antonio Lomba.

Lomba, junto a su homólogo de Camiña, Miguel Alves, trasladaron a la presidenta de Portos de Galicia, Susana Lenguas Gil, su preocupación por la inoperatividad del ferri, que lleva sin funcionar aproximadamente desde octubre del año pasado por los problemas en el pantalán guardés, una situación que afecta también a la economía de ambos concellos. La responsable de Portos de Galicia confirmó que ya está en elaboración el estudio técnico que servirá de base para la ejecución del proyecto de rehabilitación del muelle.

La idea es que las obras se desarrollen en verano y primavera del próximo año, aunque hay que ser prudentes con las previsiones, teniendo en cuenta la complejidad de los procedimientos administrativos y la evolución en el precio de las materias primas, que podría condicionar los plazos y los costes estimados.

Compartir el artículo

stats