Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vega Sicilia compró las 10 hectáreas de viñedos en Crecente de forma anónima

“El intermediario nunca nos dijo el nombre del comprador, aunque nos lo imaginábamos”, cuentan los anteriores dueños de las cepas que producirán los dos albariños de la marca

Recreación de la bodega que Vega Sicilia construirá en Crecente, en una parcela de 20.000 metros cuadrados. | // D.P.

La primera cosecha del Vega Sicilia gallego se recolectará en 2023, 30 años después de que dos hermanos plantaran su viñedo familiar en la parroquia de Vilar, en Crecente. Diez hectáreas de albariño que en 2019 compró un fondo de inversiones actuando como intermediario de Tempos Vega Sicilia, uno de los grandes grupos bodegueros de España. “Llevaban dos o tres años queriendo comprar, pero se tomaron su tiempo. El intermediario nunca nos dijo el nombre del comprador, aunque nos lo imaginábamos”, cuentan a este diario los anteriores dueños de los viñedos de Vega Sicilia en Crecente, municipio gallego donde, además, se levantará la sexta bodega del grupo, que se llamará Deiva.

El secretismo y la mesura caracterizaron el desembarco de Vega Sicilia en la Denominación de Origen Rías Baixas, y es que la marca cuida al milímetro dónde quiere estar. En este sentido, además de las 10 hectáreas de Crecente, el proyecto abarca 24 hectáreas de viñedo en las comarcas del Condado, en la parte alta del Miño, y en el Salnés, en torno a Cambados, O Grove y Sanxenxo. “Un proyecto tremendamente ilusionante que se suma a la gran familia de Tempos Vega Sicilia, en su 40 aniversario desde la adquisición de Vega Sicilia por la familia Álvarez”, declaran desde el grupo vitícola.

“Es un viñedo con una uva de muy buena calidad”, comentan los vendedores

decoration

“Es un viñedo con una uva de muy buena calidad”, comentan los vendedores, que, sin revelar el precio de venta, señalan que la transacción fue “bastante bien, dentro de lo que cabe”. Las cepas que cuidaron durante tres décadas serán los próximos Deiva y Arnela, nombres de los dos vinos blancos con uva albariño que producirá Vega Sicilia en Galicia. El primero será un crianza de 2 años y el segundo un crianza de 3 años que saldrán al mercado en 2025 y 2026, respectivamente.

El grupo bodeguero invertirá 20 millones en terrenos e instalaciones y prevé crear 50 puestos de trabajo

decoration

En total, el grupo bodeguero invertirá aproximadamente unos 20 millones de euros entre viñedo y bodega. Para esta última ya han adquirido un solar de 20.000 metros cuadrados, también en Crecente, donde levantarán desde cero unas modernas instalaciones, con capacidad para 400.000 kilos de uva en bodega. De esta manera, el objetivo de la compañía es alcanzar una producción superior a las 300.000 botellas por cosecha con sus dos vinos: Deiva y Arnela.

La noticia también tiene un gran trasfondo económico y social para Crecente, localidad con apenas 2.000 habitantes. Según un portavoz del grupo Vega Sicilia, este nuevo proyecto podría generar alrededor de 50 puestos de trabajo en la zona.

Con caldos elaborados en las Denominaciones de Origen de Ribera del Duero, Rioja, Toro y Tokaj (en Hungría), Vega Sicilia inicia ahora la cuenta atrás para brindar con sus primeros albariños, la variedad de uva autóctona de las Rías Baixas.

Compartir el artículo

stats