Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baiona peatonalizará el entorno de Santa Liberata con fondos europeos

Recibirá 2 millones y destinará 940.000 euros al espacio público | Con la otra mitad de las ayudas creará un red de bicicletas eléctricas y digitalizará servicios

El proyecto pretende retirar los coches de Santa Liberata y habilitar zonas de sombra. | // MARTA G. BREA

Baiona es el único de los concellos del Val Miñor que ha logrado una partida de fondos europeos de recuperación de la crisis sanitaria, los conocidos como Next Generation. De los tres millones solicitados, el Gobierno central le ha otorgado finalmente dos y destinará la mitad a la transformación del entorno de Santa Liberata en un “un espacio más amable para las personas”. Así lo confirma el alcalde, Carlos Gómez Prado, tras confirmar el Boletín Oficial del Estado las ayudas, quien indica que el millón restante se dedicará a un proyecto turístico que, además de crear una red de alquiler de bicicletas y patinetes eléctricos para conectar las parroquias con el centro sin necesidad de sacar el coche, digitalizará cualquier información de interés para vecinos y visitantes, como la disponibilidad de plazas de aparcamiento o los horarios de cualquier servicio.

Inicialmente, el gobierno municipal había previsto reservar una parte de la subvención comunitaria a la reparación del Paseo Pinzón, pero las bases impedían la cofinanciación de proyectos con otras administraciones, por lo que dejará que la Diputación asuma la mitad del coste del proyecto y busca financiación para el resto, sin descartar el uso de fondos propios. El proyecto de Santa Liberata, presupuestado en 940.000 euros, será sufragado en su totalidad con la aportación de la UE.

El alcalde espera desarrollar las obras a lo largo de este año para convertir la zona “en una prolongación del casco histórico, una zona de transición entre la zona monumental y la zona nueva de O Aral, en la que cobren protagonismo los peatones”. “La idea es llevar el casco histórico hasta ahí arriba, que no se centre solo en las calles Ventura Misa y Conde”, apunta.

Para ello, se restringirá el tráfico a residentes y suministros y se retirarán la mitad de las plazas de aparcamiento, indica. Se dotará el entorno de más mobiliario urbano y más zonas ajardinadas, además de arbolado que proporcione sombra. La iluminación también cambiará a tecnología LED para reducir el consumo eléctrico y la contaminación lumínica.

Todo con la intención de dinamizar la actividad económica y la afluencia de gente en busca de la implantación de nuevos negocios y puestos de trabajo, añade el regidor. “En esta zona hay numerosos bajos comerciales cerrados y creemos que con este tipo de actuaciones podemos hacer que cobren vida”, subraya.

Bicis y patinetes

La digitalización de toda la información de servicios del municipio para que esté disponible a través de una aplicación de móvil es la otra iniciativa que el gobierno municipal pretende llevar a cabo con la ayuda de los fondos Next Generation. Un proyecto que, además de poner a disposición de vecinos y visitantes cualquier dato de interés, permitirá optimizar la movilidad en el territorio baionés con la citada red de bicis y patinetes.

El diseño todavía no está detallado y tampoco se ha decidido cuántos puntos de alquiler se colocarán ni dónde, pero el alcalde entiende que “deberán acercarse a barrios como A Anunciada, San Antón, Outeiro, Morade... La zonas más complicadas en cuanto a movilidad”.

La app permitirá además a los residentes pagar de forma virtual las tasas no domiciliadas, multas de tráfico, o controlar los aforos en espacios públicos, entre otras cuestiones.

Compartir el artículo

stats