Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Galiñeiro planta cara al fuego con setas y castañas

Mil castaños microrrizados se integran en el cortafuegos verde de 2,5 kilómetros que construye la comunidad de montes de Vincios

Dos comuneras en la nueva plantación de castaños preparados para producir castañas y setas ALBA VILLAR

Setas y castañas son las nuevas armas que la comunidad de montes de Vincios añade a su arsenal en su eterna lucha contra el fuego. Un millar de castaños microrrizados integran la plantación que la entidad acaba de finalizar en O Galiñeiro, en un recinto de 8 hectáreas próximo al merendero. Una especie autóctona que es ya la predominante a la hora de sustituir al denostado eucalipto en O Galiñeiro para prevenir los incendios y que aporta “grandes ventajas” por su alto grado de aprovechamiento.

Los árboles que acaban de plantar los comuneros están preparados para una triple producción: darán su propio fruto, en sus troncos crecerán setas tras inoculárseles los correspondientes micelios y también podrá utilizarse su madera en el futuro, explican desde la junta rectora.

Dos comuneras en la nueva plantación de castaños preparados para producir castañas y setas. / ALBA VILLAR

Habrá que esperar para ver resultados por tratarse de una especie de crecimiento lento, pero “no monte non pode haber présas”, comentan los dirigentes de la comunidad. Tardarán al menos una década en recolectar setas y castañas a pleno rendimiento pero para entonces la producción será “interesante”. La empresa pontevedresa especializada en planta microrrizada Hifas Foresta ha colaborado en la iniciativa y maneja cifras de producción de hata150 kilos de setas y 3.000 de castañas por hectárea al año. Con estas previsiones, la plantación del Monte Galiñeiro podrá alcanzar los 24.000 kilos de castañas y 1.200 de setas anuales.

  • 24.000

    Kilos de castañas al año podrán producir los comuneros de Vincios en el área.

  • 1.200

    Kilos de setas, tanto níscalos como boletus, podrán recolectarse de los mil troncos de castaño.

Serán dos variedades micológicas las que pretenden recolectar los comuneros, dos de las más populares entre los consumidores, níscalos y boletus. Ahora solo queda cuidarlos y esperar a que produzcan para la futura venta. Pero los económicos no serán los únicos beneficios que los comuneros obtendrán de este nuevo proyecto, sino también los ambientales. 

Quinientas hectáreas de monte vecinal y treinta años de cuidados por parte de los comuneros se llevó por delante la dramática oleada de incendios del 15 de octubre de 2017 en la parroquia gondomareña. No quedaba más que reconducir el desastre y la comunidad de montes enseguida se puso a trabajar para recuperar el 80% de su territorio, lo que las llamas habían arrasado. Nació el proyecto Vincios Verde y en él se enmarca esta nueva plantación de castaños, que forma parte del novedoso cortafuegos natural que los comuneros crean para proteger sus terrenos de futuras tragedias como la de hace poco más de cuatro años.

La nueva plantación de castaños preparados para producir castañas y setas ALBA VILLAR

Se trata de una franja de protección que atraviesa los dominios de la entidad para evitar que el fuego afecte a su totalidad. En caso de propagarse un incendio, lo pararían las especies frondosas plantadas a lo largo de los 2,5 kilómetros que mide este cinturón de seguridad. Los mil castaños recién plantados forman parte de él junto con otros 4.500 pies de frondosas, como son los carballos, nogales, cerezos, abedules, acebos o madroños, entre otros, que ya se extienden a lo largo de más de un kilómetro por el Monte Galiñeiro.

Pero son muchas más las iniciativas para diversificar los usos del monte y ganar terreno al eucalipto y entre ellas destacan el Bosque dos Nenos, los sumideros de CO2, el bosque de nogales que crece en A Panasqueira de Frin también para recolectar en seis años o el bosque vecinal destinado a recuperar la carreña, una variedad autóctona de ciruela muy apreciada entre los vecinos.  

Compartir el artículo

stats