Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una nueva línea de bus con Vilaboa dispara las solicitudes en el IES de Soutomaior

La falta de espacio en el instituto no permite atender la demanda de nuevas plazas desde el municipio vecino | La dirección solicita a Educación una cubierta para la pista exterior

Vista del exterior del instituto de Soutomaior. |   // FDV

Vista del exterior del instituto de Soutomaior. | // FDV

La puesta en marcha de una línea de autobús regular entre Vilaboa y Soutomaior, con horarios compatibles con las entradas y salidas del IES de Soutomaior, ha disparado la demanda en este centro educativo desde el municipio vecino. La dirección del instituto asegura que ya han recibido más de una treintena de solicitudes, aunque de momento no se pudieron atender por falta de espacio, ya que el centro se encuentra al límite de su capacidad pese a que solo han pasado dos años desde su inauguración.

El director del instituto, Modesto Campos, explica que han trasladado a la jefatura provincial de Educación la posibilidad de abrir un grupo más para el próximo curso en base la demanda de nuevos alumnos, aunque ve difícil que se pueda conceder por falta de capacidad de las instalaciones. “Es algo que no depende de nosotros. Se trasladó el problema a inspección educativa y son ellos los que deben decidir y buscar una solución”, apunta Campos. Aunque todo dependerá del número de alumnos de Soutomaior que decidan realizar algún ciclo de Formación Profesional, puesto que en este centro no existe esta oferta educativa, lo que les obligaría a desplazarse a institutos de Redondela y Pontevedra, dejando sus plazas vacantes para atender las demandas de nuevas inscripciones desde Vilaboa.

Desdobles en las aulas

El IES de Soutomaior cuenta en la actualidad con 408 alumnos distribuidos en 16 unidades, aunque este curso, por las medidas antiCOVID, se han realizado varios desdobles para reducir el número de alumnos por aula y esto ha obligado a utilizar nuevos espacios para las clases como los laboratorios o el aula de informática.

Uno de los problemas que arrastra este centro educativo desde su inauguración es la falta de un patio cubierto para resguardarse de la lluvia durante los recreos. Esto obliga a que muchos días, sobre todo en otoño e invierno, los alumnos se tengan que quedar en las aulas ante las condiciones meteorológicas.

La dirección del centro también ha trasladado esta demanda a la jefatura territorial de Educación, y también solicitó el apoyo del Concello a través de una moción aprobada en el pleno.

Por su parte, el diputado gallego del BNG y portavoz municipal de este partido en Soutomaior, Manu Lourenzo, llevó este tema al parlamento gallego hace dos semanas, además de otras mejoras para el instituto, pero fue rechazado por el PP. El grupo municipal nacionalista insistió ayer en que la Consellería de Educación atienda las demandas del centro educativo y no descarta convocar una manifestación en caso de seguir sin soluciones.

Compartir el artículo

stats