Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Redondela recupera la memoria de los 21 asesinados en el Alto da Concheira

Una escultura en un mirador a la ría recuerda a las víctimas de la represión franquista | Se salda una deuda con el Colectivo Republicano, que llevaba años solicitando este monumento

La alcaldesa redondelana, Digna Rivas, interviene ayer en la inauguración del monumento. | // RICARDO GROBAS

El 90 aniversario de la proclamación de la Segunda República fue ayer la fecha elegida por el Concello de Redondela para inaugurar en el Alto da Concheira, en San Vicente de Trasmañó, un monumento conmemorativo en recuerdo a las 21 personas que fueron asesinadas en este lugar tras el golpe del 36.

La pieza escultórica en granito, elaborada por la Escola de Cantería de la Diputación, muestra tres grandes siluetas humanas de 2,30 metros de altura con un agujero en el pecho, que simbolizan su muerte a disparos. El conjunto se sitúa en un mirador con vistas a la ría y en su base cuenta con la siguiente inscripción: “En lembranza dos homes e mulleres que defenderon a República”. Con un peso de cinco toneladas, la obra fue esculpida por Ángel Ramón Torres González, alumno de tercer curso de la escuela de canteros.

Página negra

El Alto da Concheira está considerado como uno de los lugares más vinculados a la memoria histórica de Galicia, en el que 21 represaliados fueron abatidos de manera vil y sin ningún tipo de juicio. Uno de los capítulos más tristes de la historia de Redondela junto al periodo en el que la isla de San Simón albergó un campo de concentración del franquismo por el que pasaron más de 6.000 personas.

"Redondela paga así una deuda con los colectivos de la memoria histórica"

decoration

La alcaldesa redondelana, Digna Rivas, destacó que con este acto y este monumento Redondela “paga una deuda” con los colectivos de la memoria histórica y con las familias que sufrieron la represión franquista, “que guardan historias crueles de lo sucedido en aquellos años”. Así, la regidora local desveló que actualmente ella reside en la misma casa de su bisabuela, donde se escondió un primo tras la sublevación militar contra el Gobierno de la Segunda República. “El hombre, después de dos días oculto, decidió marcharse para no perjudicar a la mujer, viuda y con cuatro hijos. A las pocas horas apareció muerto en una de estas cunetas”, lamentó Rivas.

La inauguración contó con la asistencia del diputado de Cooperación, Santos Héctor, la diputada Noemí Outeda, concejales del gobierno local, además de representantes del Colectivo Republicano de Redondela, del Seminario de Estudos Redondeláns y de la Asociación Fernando Monroy de Cesantes.

Años de espera

Los miembros del Colectivo Republicano Marcos Lareira y Félix Cal se mostraron agradecidos con este monumento en memoria de los represaliados y recordaron que este ya había sido solicitado hace años por los históricos militantes Manolo Barros y Xaime Serín, “pero el alcalde en aquella época, el socialista Xaime Rei, nunca mostró interés por esta iniciativa”, reprocharon.

Compartir el artículo

stats