Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Rulo” sueña con un nuevo hogar

El bulldog francés recogido en Redondela por maltrato animal se recupera en CAAN

La presidenta de la Diputación, Carmela Silva, visita a “Rulo” en el centro de acogida CAAN.   | // FDV

La presidenta de la Diputación, Carmela Silva, visita a “Rulo” en el centro de acogida CAAN. | // FDV

El pequeño “Rulo”, un bulldog francés que fue recogido en pésimo estado de salud en Redondela, vuelve a disfrutar de la vida. Las penurias sufridas ya son parte del pasado, después de tramitarse una denuncia contra su dueño acusado de abandono y maltrato animal, y desde entonces recibe todo tipo de cuidados en el Centro de Acollida e Protección de Animais (CAAN) de la Diputación a la espera de un nuevo hogar.

El perro fue rescatado en octubre de 2019 en el municipio redondelano junto a una perra de raza bóxer, “Rua”, en lamentables condiciones y con riesgo de perder la vida por una situación de maltrato. En este sentido, el Seprona intervino los animales a su dueño, a quien se instruyó una denuncia por presunto abandono que aún está pendiente de resolución judicial.

"Rulo", tras la operación de hernia discal. / FdV

El bulldog, al igual que la bóxer, se recuperaron perfectamente tras recibir la atención de los veterinarios del centro de acogida de la Diputación, pero en los últimos meses se le detectó una hernia discal, una dolencia bastante habitual asociada a su raza, que amenazaba con dejarle severos problemas de movilidad, por lo que el personal de CAAN decidió abordar una intervención quirúrgica. La operación se llevó a cabo hace unos días y resultó satisfactoria, aunque todavía es pronto para conocer si su grado de recuperación va a ser del cien por cien. De momento “Rulo” ya comenzó a trabajar en los ejercicios de fisioterapia y sigue evolucionando favorablemente.

Pendiente de sentencia

A la historia de este pequeño bulldog francés aún le quedan pasos para tener un final completamente feliz. Su futura puesta en adopción depende todavía de la decisión judicial en el proceso abierto contra su dueño, ya que hasta el momento el animal está solo en régimen de custodia por la protectora de animales y es necesario que la sentencia declare su estado de abandono como trámite previo para que pueda comenzar la búsqueda de un nuevo hogar. Hasta entonces recibe los mejores cuidados por parte del personal de las instalaciones del centro de acogida ubicado en la parroquia de Armenteira, en Meis.

Compartir el artículo

stats