Unai Emery, técnico del Villarreal, dijo ayer que el partido que les mide en Balaídos es “muy importante”, ya que tras romper en la pasada jornada en casa una racha de cuatro partidos sin ganar ahora buscan el primer triunfo como visitante. “Queremos ganar tras el parón, tenemos muchos partidos y debemos combinar los partidos con las exigencias de cada uno de ellos. Los jugadores vienen de una exigencia alta, y deben adaptarse para dar el máximo en ese proceso y competir siempre en cada partido. Creo que nos falta eso, adaptarnos a esos cambios de competición”, dijo en rueda de prensa.

Al ser preguntado si el encuentro de Vigo es clave, Emery resaltó su importancia pero agregó que “clave son todos los partidos” aunque ahora solo analizan el partido más inmediato. “Vamos a Vigo con un equipo que está jugando muy bien, con una identidad muy clara y con grandes jugadores. Denis está muy bien, recuperan a Mina, Brais está en un gran momento…“, dijo del rival.

“Han encontrado un equilibrio que les hace sentirse más fuertes, están por debajo, pero viendo los partidos ves que merecían más. Viendo el resultado te puedes llevar a engaño, ellos están bien y te hacen las cosas muy complicadas. Ellos presionan mucho, van hacia adelante siempre, por lo que te complican mucho”, añadió .

Emery mostró “dudas con las expectativas de gol”, ya que cree que cambian “simplemente por un disparo”. “Yo cuento cómo llegamos y cuánto llegamos, y veo que podemos mejorar en ese aspecto. Es verdad que la falta de Gerard se nota, la adaptación de Boulaye y Danjuma debemos buscarla, y la lesión de Chukwueze nos ha privado de tenerle y de que tenga más minutos”, explicó.

El técnico vasco aseguró que el partido será para los jugadores que estén en mejor estado físico de los que tiene disponibles, aunque reconoció que los internacionales se han incorporado en “una buena dinámica y los que se quedaron aquí están bien”.