Renato Tapia acelera su puesta a punto para estar a disposición de Eduardo Coudet a la mayor brevedad posible. A tres días del choque contra el Getafe, la presencia del centrocampista en el Coliseum parece descartada, pese a la buena evolución que presenta la lesión muscular sufrida en el último parón liguero durante un entrenamiento con la selección de Perú. Tapia no se pone de momento fecha de reaparición. “Va bien, ya mejorando después de un par de semanas de recuperación y dobles turnos. La verdad que muy bien. Físicamente bien, no siento dolor. Eso es lo bueno. Tuve un par de entrenamientos tocando algo de balón y tratando de sentir mejor el pie”, explicó el futbolista a Celta Media tras el entrenamiento vespertino celebrado ayer por el plantel en Balaídos. “Vengo trabajando bien, he evolucionado rápido. Esperemos que pronto pueda volver”, precisó.

El medio centro celeste no se mostró preocupado por la situación del Celta, pese a las derrotas encadenadas en las últimas jornadas frente al Elche y el Sevilla, y las dificultades que el grupo de Coudet está teniendo en este inicio de curso para avanzar hacia la zona templada de la clasificación. “Veo al equipo, muy bien, cada día lo veo mejor independientemente de los resultados. Se ha venido trabajando bien y se nota en el día a día”, dijo.

El internacional destacó, no obstante, la importancia que tiene tanto para el Celta como el Getafe el encuentro que ambos equipos disputarán este lunes en el Coliseum Alfonso Pérez y auguró un reñido pelea contra los de Quique Sánchez Flores. “Es un partido difícil en una plaza siempre muy difícil, sobre todo por lo que ellos también se están jugando. Nosotros tenemos siete puntos, ellos dos. Va a ser un partido luchado, friccionado, pero si hacemos las cosas bien podemos llevarnos los puntos”, apuntó.