Eduardo Coudet busca revancha. Se enfrenta el entrenador celeste al Sevilla, el primer rival con el que se estrenó en LaLiga, y a Julen Lopetegui, uno de los tres entrenadores (además de su mentor Manuel Pellegrini y Zinedine Zidane) que le ha ganado los dos partidos en los que se han enfrentado en el campeonato español. El choque le llega al preparador argentino en un momento delicado, tras un discreto arranque y un esbozo de reacción que se vio interrumpido en la última jornada en Elche y que vuelve a situar al equipo celeste en la necesidad de ganar partidos para alejarse de los puestos de descenso. Apenas tres puntos le separan ahora de la zona roja.

Pese a saldarse ambos con derrota, el Celta compitió para ganar los dos encuentros y puso en serios aprietos al conjunto de Lopetegui, que acabó decidiendo ambos encuentros por pequeños detalles. En la primera confrontación, con el preparador en la grada del Sánchez Pizjuán a la espera de que se tramitase su documentación, los celestes lograron un mal resultado en un partido muy bien jugado, que esbozaba ya buena parte de las virtudes que el equipo explotaría en los siguientes encuentros para salir de la zona de descenso y que el Sevilla se llevó en los primeros diez y últimos minutos del choque por errores defensivos evitables y no poca mala suerte.

Escudero y Munir acabaron con las opciones del Celta después de que Aspas igualase un madrugador tanto de Koundé y En-Nesyri restableciese las tablas en el marcador en el descuento del primer tiempo tras adelantar Nolito a los celestes (4-2).

No menos intenso fue el choque disputado en la segunda vuelta en Balaídos, con el Sevilla cómodamente instalado en puestos de Liga de Campeones y el Celta, ya salvado del descenso, apurando sus últimas opciones de batallar por una plaza europea. De nuevo los errores defensivos pasaron factura a un gran Celta que, liderado por Iago Aspas y la mejor versión de Denis Suárez, puso en muchas dificultades al Sevilla en un duelo disputado en el alambre, repleto de intercambios de golpes, que ambos equipos jugaron sin freno. Al igual que en la primera vuelta, un error defensivo, en este caso de Joseph Aidoo, desequilibró la balanza en favor de los de Julen Lopetegui.

De nuevo el entrenador celeste se mide a un Sevilla en estado de gracia. O casi. El conjunto de Lopetegui comparecerá en Balaídos el domingo cómodamente instalado en la cuarta plaza (a solo tres puntos del liderato) con un partido menos que los tres equipos (Real Madrid, Atlético de Madrid y Real Sociedad) que le preceden en la tabla. Los nervionenses llegan sin embargo al choque con cierta necesidad tras encajar su primera derrota del curso la pasada jornada en el campo del Granada.

El Sevilla afronta el choque sin lesionados, pero con casi la mitad del plantel (nada menos que 11 jugadores) concentrado con distintos equipos nacionales; el Celta tiene lesionados a dos titulares (Brais y Tapia) y a tres de sus centrales (Aidoo, Araújo y Fontán) con sus selecciones.