18 de mayo de 2019
18.05.2019

El Celta desconocía la dieta de Sisto

Escribá dice que se enteró del caso por el jugador y afirma que, de saberlo, nunca lo habría permitido

18.05.2019 | 01:40
Pione, Boufal y otros compañeros observan a Beltrán bromear con Cabral en un ejercicio. // Alba Villar

Fran Escribá rompió ayer el silencio del club sobre la dieta radical a la que recientemente se sometió Pione Sisto para confirmar que el club desconocía que el futbolista estuviese siguiendo por su propia cuenta un plan nutricional que consistía en alimentarse únicamente de fruta durante 21 días.

El técnico del Celta reveló que él se enteró del caso cuando el futbolista lo dio a conocer a través de la redes sociales, explicó que no hubo ningún síntoma que hiciese sospechar de los malos hábitos alimenticios del jugador y aseguró que, de haberlo sabido, nunca se le habría permitido seguir una dieta tan extrema.

"Yo soy el primero, y lo digo de verdad, que me enteré igual que todo el mundo, cuando lo dijo él. Nosotros no comemos ni cenamos juntos y solo tenemos una comida, una cena a la semana, y ahí no habíamos notado nada", apuntó el preparador celeste. "Tampoco había ni unos parámetros ni de peso ni de antropometrías que nos dijeran que el futbolista estaba en algún valor extraño, no éramos consciente de ello", precisó Escribá, que puso en valor el trabajo del nutricionista del equipo y dejó claro que Sisto conocía perfectamente cuáles eran las pautas alimenticias que debía seguir. "Desde el punto de vista nutricional, él lo sabe y si no, se lo han dicho, es una dieta equivocada para cualquiera. Nosotros no teníamos ningún conocimiento porque evidentemente no lo hubiésemos permitido", afirmó.

El técnico céltico señaló que el club no tenía medios para conocer lo que Sisto hacía a sus espaldas. "No es una decisión buena, pero poco podía hacer el club cuando no teníamos conocimiento. Otra cosa es que desayunamos juntos. El chico desayunaba con todos, pero el resto de comidas todos tienen sus pautas alimenticias pero las hacen en sus casas", explicó Escribá. Y agregó: "Nosotros llegamos muy pronto y desayunamos pronto. Luego llegan los jugadores y desayunan pero ellos tienen sus pautas. En las concentraciones no éramos conscientes de que eso estaba ocurriendo".

Ni el técnico ni sus colaboradores apreciaron tampoco síntomas de cansancio o pérdida de peso que pusiesen al club sobre alerta. "A lo mejor es más lo que es en el partido, futbolísticamente, que haya perdido la alegría del juego que todos recordamos, y no en el día a día. En el día a día nunca se le vio un gesto de cansancio o de no estar bien", observó el técnico, que elogió el comportamiento profesional de Sisto:"Es un chico encantador, educado, buen chico. No hay ninguna queja y desde luego nunca detectamos nada que nos llamara la atención no él".

El entrenador celeste restó, por otra parte, importancia al incidente protagonizado hace unos días por Sofiane Boufal y Ryad Boudebouz, multados por la policía por conducir en minimoto por Samil a mayor velocidad de la permitida. "Han sido sancionados por la policía, que es la que en este caso tiene la potestad. Los futbolistas en su vida privada, siempre que no hagan nada extraordinariamente malo, tienen una cierta licencia", dijo Fran Escribá, que no consideró deporte de riesgo "pasear con patines o lo que sea que hicieran".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook