17 de mayo de 2019
17.05.2019

Escribá: "Me sigue preocupando el partido de mañana"

El entrenador del Celta asegurá que se reunirá con el club

17.05.2019 | 13:19
El entrenador del Celta, en el entreno de hoy. // A. Villar

El Celta afronta mañana ante el Rayo Vallecano (Balaídos, 20:45 horas) el cierra de una temporada "decepcionante", según apuntó esta mañana Fran Escribá, con el único objetivo de sellar la permanencia con una victoria frente al Rayo Vallecano. El técnico valenciano no despejó las dudas sobre su futuro y deja pendiente para la próxima semana la decisión sobre si continuará al frente del equipo vigués el curso que viene. La única despedida oficial, por el momento, es la de Nemanja Radoja, que se marcha posiblemente al Betis tras agotar aquí cinco años de contrato. Juncà y Emre Mor son las únicas bajas para un partido que el celtismo aprovechará para organizar otro recibimiento y disfrutar del éxito de la campaña "A Nosa Reconquista", pilar para que el conjunto vigués saliese de los puestos de descenso.

Escribá se muestra cauto, a pesar de reconocer que el Girona lo tiene muy complicado para evitar la tercera plaza de descenso, que pelea con el Celta. Los celestes ni siquiera necesitan ganar al Rayo, les es suficiente con mantener los seis goles que mantienen de diferencia en el cómputo global con los catalanes. "Pensaría que es muy difícil salvarse para el Girona. Tienen pocas posibilidades, pero si estuviera en su lugar pensaría que algunas posibilidades hay. Pero vamos a hacer lo posible para ganar el partido y mejorar algún puesto en la clasificación", selañó el técnico del Celta, quien restó importancia al incidente de Boudebouz y de Boufal al ser sorprendidos por la policía circulando con exceso de velocidad en unas mini motos. Escribá circunscribió el incidente al "ambito personal". Dijo sentirse "sorprendido" con Pione Sisto por seguir una dieta de fruta únicamente durante quince días. "Me enteré como todo el mundo. No éramos conscientes de ello. Se le ha dicho que es una dieta equivocada para cualquiera, sobre todo para un deportista de élite. No vimos nada raro. Si lo hubiésemos visto no lo hubiésemos permitido".

Espera el entrenador del Celta "un buen Rayo, que ha competido bien en todos los partidos. Lo demostró ante el Valencia, el Real Madrid y el Valladolid. Va a venir a competir bien y su primera y única idea es que va a venir a ganar", explica Escribá sobre el rival de mañana, que se presenta en Vigo ya descendido.

"Me sigue preocupando el partido de mañana. Con el club me voy a reunir. Estoy muy a gusto aquí. Vine para intentar salvar el equipo y estoy encantado de haberlo cumplido. Estoy muy feliz aquí desde que llegué. La gente es muy cariñosa conmigo y se lo agradezco. No me sorprendería no continuar. Mi decepción hubiera sido no sacar esto adelante. Si la mayoría quiere que me quede, es una alegría, porque me siento querido", añadió Escribá sin querer despejar las dudas de si su futuro continuará ligado al Celta tras conseguir que el equipo vigués lograse una permanencia que tendrá que certificar hoy ante el Rayo Vallecano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook