11 de enero de 2019
11.01.2019

El Celta busca una victoria reparadora

El equipo de Cardoso se propone corregir en Vallecas su último borrón sumando tres puntos que le eviten complicaciones - Jozabed se perfila como sustituto de Aspas en el once, del que se cae Lobotka - Beltrán vuelve al eje de la medular

11.01.2019 | 01:44
El Celta prepara el asalto a Vallecas. // A. Villar

El Celta cierra esta noche la primera vuelta (Vallecas, 21.00 horas, BeIN LaLiga) a la caza de un triunfo reparador que le permita llegar al ecuador de la competición en una situación más o menos desahogada desde la que remontar posiciones en la tabla.

Se mide al conjunto de Miguel Cardoso a un Rayo Vallecano en alza tras ser vapuleado hace cuatro días por el Athletic en Balaídos en un encuentro, el peor firmado hasta la fecha con el técnico luso, que ha sembrado severas dudas sobre la capacidad del equipo celeste para acercarse a la pelea europea que se ha marcado como gran objetivo para esta temporada.

Las derrotas encadenadas ante Barcelona y Athletic han situado al Celta más cerca del descenso que de Europa y un tercer fracaso en el campo del penúltimo clasificado dejaría al equipo celeste al borde del abismo, con un solo punto de margen sobre la zona roja. El Celta necesita ganar para evitar meterse en problemas y debe hacerlo sin Iago Aspas y en un campo históricamente esquivo, que se le resiste en la máxima categoría desde hace casi 23 años.

La ausencia de su estrella más que la pésima racha que persigue a los celestes en Vallecas (donde cuenta por derrotas sus últimas ocho visitas) es el principal desafío al que se enfrenta esta noche Miguel Cardoso. El preparador celeste necesita encontrar un solución fiable para minimizar la ausencia del goleador moañés, cuya sombra continúa siendo esta temporada -el pasado el Celta no ganó un solo encuentro sin él en el campo- demasiado alargada.

El fracasada apuesta de Beltrán, perdido frente al Athletic en la posición de volante avanzado, impone retoques que, en todo caso, serán escasos. El elegido para jugar como segundo punta será previsiblemente Jozabed Sánchez, sin minutos el pasado lunes frente a los de Gaizka Garitano, que regresa en once en perjuicio de Stanislav Lobotka, que apunta inicialmente al banquillo. De este modo, Fran Beltrán volverá a su posición natural de medio centro defensivo acompañando al turco Okay Yokuslu con la misión de dar salida desde atrás a la pelota. La presumible hostilidad de la grada hacia el pivote madrileño, que regresa por primera vez a Vallecas tras su controvertido fichaje (previo pago de la cláusula de rescisión) por el Celta, no supone un problema, a juicio del técnico céltico, quien considera que el chico tiene personalidad más que suficiente para superar el trance. "Es un chico muy joven, pero con un nivel de madurez muy grande. El partido significa para él volver a su club de formación, pero no creo que vaya a ser hostigado. Es normal que le piten, pero yo siempre digo que los pitos contrarios cuando jugamos fuera significan que estamos bien. Es una reacción de miedo", apuntó.

El resto del once no sufrirá cambios con respecto al que cayó el pasado lunes contra el Athletic. Rubén se situará bajo el travesaño protegido por una defensa de cuatro hombres en la que Gustavo Cabral volverá a cubrir la baja de David Costas -a quien no se espera de vuelta hasta dentro de mes y medio- como acompañante del mexicano Néstor Araújo. Hugo Mallo y David Juncà ocuparán los costados.

En el frente ofensivo, junto a Jozabed, estarán Sofiane Boufal, arrimado al flanco izquierdo, Brais Méndez, al derecho, y Maxi Gómez, que repetirá como punta de lanza.

La novedad en la convocatoria, de la que vuelven a quedarse fuera el danés Mathias Jensen por decisión técnica, es Emre Mor, que se cuela en la partida en lugar de Andrew Hjulsager, aunque apunta al banquillo. Con él estará Pione Sisto, un futbolista en horas bajas al que no le ha pasado factura la bronca que Cardoso le echó por falta de combatividad contra el Athletic. La lista la completan Sergio Álvarez Kevin Vázquez, Facundo Roncaglia y el delantero del filial Dennis Eckert. Robert Mazan es baja por lesión, mientras que el serbio Nemanja Radoja sigue excluido de la competición por imperativo institucional.

El Rayo Vallecano, mientras tanto, afronta el choque en su mejor momento anímico y de forma tras enlazar por primera vez esta temporada dos victorias en sus últimos partidos contra el Levante y el Valladolid, al que derrotaron a domicilio la pasada jornada.

La mejoría del equipo del Rayo en los últimos tres encuentros tiene mucho que ver con el cambio de sistema introducido por su técnico, Miguel Ángel Sánchez, Míchel, que ha pasado a jugar con cinco defensas (tres centrales y dos carrileros), cuatro medios y un delantero. Las buenas prestaciones ofrecidas, pese a la derrota en su visita a Santiago Bernabéu, donde el equipo franjirrojo plantó cara al Real Madrid, se ha visto luego trasladadas al marcador en Vallecas frente al Levante y posteriormente en el Nuevo Zorrilla.

Aunque el preparador franjirrojo afronta el encuentro sin bajas, todo hace indicar que afrontará el choque sin apenas cambios. La única duda en el once de Míchel radica en la posible regreso de Gianelli Imbula, disponible tras cumplir sanció. El italiano se disputa el puesto con Álvaro Medrán, autor del gol de la victoria el el último compromiso ante el Valladolid.Un probable once podría ser el integrado por Dimitrievki; Advícunla Amat, Abdoulaye, Velázquez, Moreno; Medrán, Comesaña, Embarba, Trejo; y Raúl de Tomás.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
El próximo sábado, a las 20.45, se disputa el Celta - Valencia y en FARO te invitamos a Balaídos. Responde a nuestras preguntas y gana 2 entradas en Tribuna para ver el partido.